FARC y ELN: ¿Paz por fin?/Enfin la paix?

Règles du forum
Soyez courtois ! / Recuerde ser cortés
Vous pouvez poster vos messages en espagnol / Puede publicar sus mensajes en español
Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

FARC y ELN: ¿Paz por fin?/Enfin la paix?

Message : #3722 Darloup
29 août 2012, 22:21

Ocho puntos para la paz

Por Tatiana Dangond

Colombia enfrentará un gran reto en el camino para acabar este largo y doloroso conflicto armado, se abre nuevamente la puerta a los diálogos de paz con las Farc, bajo un escenario distinto a los anteriores, con un grupo guerrillero debilitado militarmente que tiene la posibilidad de salir de esta guerra mediante un acuerdo de paz, y un presidente que le apuesta a las grandes reformas sociales. Sin embargo, para acabar con esta guerra, ni la impunidad ni el todo por la paz es permitido, por ello hoy escribo mis ocho puntos para la paz:

1. Mantener las operaciones y la presión militar sobre las Farc, Santos sabe, como exministro de Defensa, que a la paz no se llega mediante las armas, pero, también, que ha sido la utilización de estas la que ha abierto la puerta a unos posibles diálogos de paz.

2. La liberación de los secuestrados y el cese de los actos terroristas deben ser condiciones para iniciar las conversaciones, aunque el desarme de las Farc solo se dé en el supuesto en que se firme un acuerdo de paz.

3. Si las negociaciones se harán fuera del país y con total prudencia, el presidente Santos tiene que dar la cara a los colombianos, y hablar con claridad sobre los puntos a negociar. Es atinado que las negociaciones se hagan con la mayor discreción, para no incurrir en los errores del Caguán, y volver los diálogos un show mediático; no obstante, los colombianos debemos tener tranquilidad sobre lo que se va a negociar en ese eventual escenario.

4. Las negociaciones tienen que ser lideradas por el Gobierno colombiano a través de sus representantes legítimos, y no mediante la intervención de terceros que pretendan sacar ventajas políticas de este encuentro para la paz. Si bien el apoyo de la comunidad internacional a los diálogos de paz es bien recibido, el Gobierno colombiano en cabeza propia deberá comandar estos acuerdos, sin la injerencia de personas ajenas a él como Hugo Chávez, Piedad Córdoba o los hermanos Castro Ruz.

5. Si bien lo usual en los acuerdos de paz es que los grupos al margen de la ley se sometan a un marco de justicia transicional, debe dejarse claro que los crímenes de lesa humanidad serán sancionados con la severidad que la ley y que los acuerdos internacionales ratificados por Colombia lo exigen.

6. Los derechos de las víctimas no son negociables, así como seguramente las Farc pedirán un reforma agraria, el Gobierno deberá exigir la restitución de aquellas tierras que fueron usurpadas mediante el uso de las armas, como también, el derecho a la verdad que tienen las víctimas.

7. El acceso a la política de las Farc mediante la conformación de un partido o un movimiento político debe darse bajo la condición de que haya un abandono total de la lucha armada, y sujeto a que no se reincida en la violencia como instrumento político. Aunque para la opinión pública sea difícil aceptar que miembros de las Farc puedan acceder a la política, no habrá paz si no se abre la puerta a su participación democrática.

8. Los diálogos de paz no deben ser para atenuar los efectos de nuestro conflicto armado, sino para llevarlo a su fin.
Los colombianos levantamos la blanca bandera de paz, siempre que las Farc se comprometan a abandonar la lucha armada, a reinsertarse a la vida en sociedad, y participar a través de los mecanismos democráticos que establecen la Constitución y la Ley. La victoria sí es la paz, pero para llegar a ella debemos reivindicar los derechos de las víctimas, y garantizar la no repetición de actos terroristas.

Fuente: http://www.elheraldo.co/opinion/columnistas/ocho-puntos-para-la-paz-79727
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Colombie: l'amorce d'un dialogue avec les Farc suscite un vent d'espoir

Message : #3723 Darloup
29 août 2012, 22:33

L'amorce d'un dialogue avec les Farc suscite un vent d'espoir en Colombie, démontrant l'impasse du recours aux armes pour le gouvernement comme pour la guérilla marxiste, qui devront toutefois serrer les rangs pour pouvoir imposer la paix, selon des experts.

Le président Juan Manuel Santos a annoncé lundi l'ouverture de "discussions exploratoires" avec les Forces armées révolutionnaires de Colombie (Farc), marquant un tournant dans la politique menée jusqu'ici et visant à anéantir militairement la rébellion la plus ancienne d'Amérique latine fondée en 1964.

"C'est une bonne nouvelle que le gouvernement ait décidé d'ouvrir la voie du dialogue. Le conflit armé nécessite une sortie négociée car une défaite totale de la guérilla est impossible", a déclaré à l'AFP Javier Ciurlizza, directeur régional du centre d'analyse Crisis Group.

Après l'échec des dernières négociations il y a dix ans, les autorités ont mené une guerre sans merci contre les Farc, sous l'impulsion du président Alvaro Uribe (2002-2010), dont le père a été tué par les rebelles.

D'énormes moyens ont été engagés dans ce combat: le pays, qui compte 270.000 militaires pour une population de 44 millions d'habitants, a en outre reçu une aide des Etats-Unis via le "Plan Colombie", un programme de lutte contre le trafic de drogue et les guérillas, qui a coûté 8 milliards de dollars.

Si les Farc comptent toujours 9.200 combattants, repliés dans des régions rurales, où elles harcelent les populations et les forces de l'ordre, elles ont subi une série de revers qui ont divisé le nombre de leurs combattants de moitié en dix ans et occasionné la perte de plusieurs de leurs chefs.

"Si les Farc n'avaient pas été convaincues que leur projet armé n'a pas d'avenir, elles continueraient dans cette voie. C'est ce que qu'ont réussi Uribe et le Plan Colombie", explique à l'AFP Luis Eduardo Celis, expert de la fondation Nuevo Arco Iris, spécialiste du conflit colombien.

Selon cet analyste, le fait que la guérilla soit "un appareil politique complexe et pas seulement une armée" a également joué un rôle. "Ils ont des liens avec les organisations sociales et politiques. Ils veulent sauver leur organisation et ils sont prêts à se reconvertir en mouvement politique", estime-t-il.

Ce dialogue va favoriser les Farc dont "l'objectif est se défaire de cette image d'acteur armé pour devenir un acteur politique", renchérit le politologue colombien Vincente Torrijos, interrogé par l'AFP.

Toutefois, de nombreuses menaces pèsent sur cette tentative fragile de dialogue.

En laissant toujours la voie ouverte à la négociation, le président Santos s'est démarqué de son prédécesseur Uribe, dont il était le ministre de la Défense, et il va devoir affronter l'opposition de son ancien mentor.

Des secteurs proches de l'ex-président ont déjà exprimé leur rejet du dialogue. "Pour obtenir de bons résultats, il faudra contenir ceux qui vont jouer les saboteurs", prévoit M. Ciurlizza.

"Il y a beaucoup d'opposants dans l'entourage d'Uribe qui estiment que négocier, c'est céder sur la table ce qui a été gagné sur le champ de bataille", explique-t-il, tout en rappelant que d'autres groupes armés illégaux ne voient pas la paix d'un bon oeil car elle pourrait entraîner "la perte de leurs affaires", notamment le trafic de drogue.

Du côté des Farc, le dialogue risque aussi de faire grincer des dents au sein des différentes unités. "Il y a toujours un risque de factions qui s'opposent, notamment celles liées au trafic de cocaïne", selon M. Ciurlizza.

"Il y a un leadership respecté, une unité de commandement et c'est l'une des raisons pour laquelle le gouvernement initie ce processus, car il sait le danger que serait une guérilla fractionnée", souligne-t-il.

Source : http://actu.orange.fr/monde/colombie-l-amorce-d-un-dialogue-avec-les-farc-suscite-un-vent-d-espoir-afp_1042086.html
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

La paz: el as de Santos

Message : #3724 Darloup
30 août 2012, 22:40

El presidente Juan Manuel Santos rompió por fin el hermetismo en torno al proceso de paz con las Farc. Destapó sus cartas sobre el tema. Y explicó en qué términos sería esta nueva negociación con el más antiguo grupo guerrillero del mundo.

Desde hacía varias semanas, los opositores al Presidente, entre ellos el expresidente Álvaro Uribe Vélez, venían denunciando que entre el Gobierno Nacional y las Farc estaban en marcha conversaciones secretas en La Habana para reiniciar un diálogo de paz. El Presidente, ante la insistencia de los rumores, decidió comunicarle al país que, en efecto, estaba en marcha el acercamiento, y detalló los tres elementos que distinguirían esta nueva intentona de cese del conflicto armado con las Farc.

No se repetirán, primero, los errores del pasado. Los diálogos, segundo, deben concluir con la desmovilización y el desarme. Y, tercero, la Fuerza Pública continuará sus operaciones militares en el territorio. El Presidente, al hacer el anuncio, fue lacónico, austero en materia de palabras. Los diálogos formales serán en Oslo.

La noticia, de inmediato, desató una ola de reacciones encontradas. Muchos opinan que la iniciativa merece el respaldo nacional, aunque advierten los riesgos dados los antecedentes de diálogos infructuosos con la guerrilla. Mientras que sectores considerables de la opinión pública, que se sienten interpretados por el discurso del expresidente Álvaro Uribe, consideran que los diálogos no tienen sentido ni presentación mientras la guerrilla siga protagonizando sangrientos hechos de violencia a lo largo y ancho de la geografía nacional.

En particular, el expresidente Uribe no ha ahorrado vocablos duros al cuestionar la iniciativa. Ha afirmado, por ejemplo, que los diálogos del Gobierno con las Farc servirán a la reelección de Hugo Chávez, como declaró en entrevista que concedió a EL HERALDO.

Al destapar la carta de la paz, Santos ha hecho su mayor apuesta política desde que comenzó su mandato el 7 de agosto de 2010. Si le resulta esta audaz jugada y logra meter a las Farc en un proceso de negociación serio y creíble –que finalice el conflicto armado– habrá logrado un altísimo sitial en la historia y se le reconocerá como el Presidente de la paz, pues la firmaría con el grupo guerrillero más antiguo y renuente a poner término a la lucha armada. De hecho, la posibilidad de reelección de Santos depende de que el país vea claramente que el proceso va en una dirección confiable.

De lo contrario, no solo tendrá Santos que olvidarse de un segundo periodo, sino que el camino puede quedar pavimentado políticamente para el mejor vocero que logre perfilar el uribismo con miras a las elecciones presidenciales de 2014. Así está planteado el pulso de la política nacional.

El escepticismo y la incertidumbre en torno a estas conversaciones anunciadas por Santos provienen de la experiencia desagradable del Caguán, pero también es válido que el actual Gobierno se haya propuesto –cumpliendo la Constitución del 91– obtener la paz. No porque hubo fracasos en el pasado se puede renunciar al intento de lograr, por fin, la concordia nacional. Y el Presidente ha hecho bien en precisar que se evitarán las equivocaciones anteriores. El país lo que exige es que esta vez las Farc no nos tomen el pelo.

Ningún compatriota está dispuesto a aceptar que esto ocurra. Las Farc tienen, quizá, la última oportunidad de ser sensatas. Ojalá no la desaprovechen.

Fuente: http://www.elheraldo.co/opinion/editorial/la-paz-el-de-santos-79864
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Revelan texto del posible acuerdo para iniciar diálogos de paz con Farc

Message : #3726 Darloup
30 août 2012, 22:44

Se conoció ayer el posible texto del acuerdo entre el Gobierno y las Farc para poner fin al conflicto como condición esencial para la construcción de la paz estable y duradera.

Según lo reveló RCN La Radio, en cuatro folios y seis puntos generales, el documento establece que los delegados del Gobierno y de las Farc formalizarán la mesa de conversaciones en Oslo, Noruega, y luego la trasladarán a La Habana, Cuba, que será la sede permanente.

Los gobiernos de Cuba y Noruega, como garantes, y los de Venezuela y Chile, como acompañantes, apoyarán las conversaciones.

Al respecto, la exsenadora Piedad Córdoba señaló que la presencia de Chávez “es importante (...) en la medida que Colombia es un país limítrofe”.

Córdoba y la ONG Colombianos y Colombianas por la Paz consideran que es factible un alto el fuego bilateral y reclaman la incorporación al diálogo del ELN.

Los temas que estarán en la agenda del diálogo serán los de política de desarrollo agrario integral, participación política, fin del conflicto, solución al problema de las drogas ilícitas, víctimas e implementación, verificación y refrendación.

Además, se abordan asuntos como un cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, la dejación de armas y la reinserción de los guerrilleros, incluso en la política, como oposición y mediante los movimientos que surjan del acuerdo final.

A su vez, el senador liberal Juan Fernando Cristo pidió que las víctimas participen en la mesa de negociaciones.

Consideró el parlamentario que es importante la vinculación de quienes han sufrido la violencia, para así garantizar que los actores respondan con verdad, justicia, reparación y no repetición.

Fuente: http://www.elheraldo.co/noticias/nacional/revelan-texto-del-posible-acuerdo-para-iniciar-dialogos-de-paz-con-farc-79889
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Gobierno Santos y Farc iniciarían diálogos de paz en octubre, revela Telesur

Message : #3727 Darloup
30 août 2012, 22:48

Image
Juan Manuel Santos, presidente de Colombia.


El Director de Información de Telesur, el periodista colombiano Jorge Enrique Botero reveló hoy en un avance noticioso que el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Farc suscribieron un acuerdo para iniciar diálogos formales de paz.
Según el comunicador, “este acuerdo fue suscrito en la ciudad de La Habana y su contenido será dado a conocer próximamente por el presidente neogranadino, Juan Manuel Santos”.

De acuerdo con el canal Telesur, la “instalación formal de los diálogos está prevista para el mes de octubre en la ciudad de Oslo (capital de Noruega), de ahí los delegados de Gobierno y guerrilla se dirigirán nuevamente a La Habana para sentarse a negociar con la aspiración de no levantarse de la mesa hasta no suscribir un pacto de paz que ponga fin a más de 50 años de conflicto” informó.

No se pronunciará Gobierno

El Gobierno de Colombia no tiene previsto "por ahora" hacer un pronunciamiento oficial sobre el acuerdo que según el canal de televisión Telesur firmó hoy en La Habana con jefes de las Farc para comenzar a negociar la paz, dijeron fuentes del Ejecutivo a Efe.

"Por ahora no hay un pronunciamiento oficial por parte del Gobierno sobre este tema", sostuvo la fuente después de hacerse pública la información de Telesur, que confirmaría los rumores sobre el inicio de un diálogo que se vienen dando en las últimas semanas.

Telesur aseguró que el contenido de este pacto será revelado próximamente por el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien también informará sobre la agenda temática de los diálogos tendentes al final de un conflicto armado interno de medio siglo.

Las fuentes no precisaron dónde se encuentra el presidente Santos, ausente también en su perfil de la red social Twitter y en cuya página de internet figura que durante todo el día tendrá una "agenda de Gobierno", que no se especifica.

Según dijo el director de Información de Telesur, el periodista colombiano Jorge Enrique Botero, la instalación formal de los diálogos tendría lugar en la ciudad de Oslo, desde donde los delegados de las partes "se dirigirán nuevamente a La Habana".

Allí se sentarán "a negociar con la aspiración de no levantarse de la mesa hasta suscribir un pacto de paz que ponga fin a más de 50 años de conflicto", dijo Botero, quien agregó que el proceso comenzó a gestarse en mayo pasado en la capital cubana.

Además, indicó que estos primeros diálogos contaron con el acompañamiento de los gobiernos de Venezuela, Cuba y Noruega.

De acuerdo con estas informaciones, los interlocutores de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) serían el jefe militar Wilson Valderrama Cano, alias "Mauricio" o "El Médico", así como el llamado canciller "Rodrigo Granda", lo mismo que "Marcos Calarcá" y "Andrés París", ambos antiguos negociadores.

Por el lado del Gobierno colombiano participaron el actual consejero para la Seguridad, Sergio Jaramillo; el ministro del Medio Ambiente, Frank Pearl, y Enrique Santos Calderón, periodista y hermano del presidente Santos.

El expresidente Álvaro Uribe había advertido sobre estos incipientes diálogos hace más de una semana, y desde entonces varios ministros negaron conocer nada al respecto y recordaron que es Santos, como ha reiterado desde el inicio de su Gobierno en 2010, el depositario de "la llave de la paz".

Santos ha insistido siempre en que usaría esa llave cuando se dieran las condiciones, mientras que por parte de la guerrilla últimamente se ha planteado la posibilidad de una salida negociada al conflicto que no contemplaría "arrodillarse".

Fuente: http://www.elheraldo.co/noticias/gobierno-santos-y-farc-iniciarian-dialogos-de-paz-en-octubre-revela-telesur-79551
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Colombie: la guérilla des Farc confirme sa volonté de faire la paix

Message : #3733 Darloup
03 sept. 2012, 18:39

La guérilla des Farc a confirmé vouloir participer "sans rancoeur ni arrogance" à un processus de paix historique pour mettre fin à près d'un demi-siècle de conflit en Colombie, dans un message de son chef suprême diffusé lundi.

"Nous arrivons à la table de dialogue sans rancoeur, ni arrogance", a affirmé le numéro un des Forces armées révolutionnaires de Colombie (Farc), dans ce message diffusé par la radio colombienne Caracol.

Il s'agit de la première déclaration des Farc depuis l'annonce il y a une semaine par le président Juan Manuel Santos de l'existence de "discussions exploratoires" avec la rébellion marxiste, en lutte contre les autorités depuis près d'un demi-siècle.

"Nous avons juré de vaincre et nous vaincrons", poursuit le numéro un des Farc, connu sous le nom de guerre de "Timoleon Jimenez" alias "Timochenko", dans une version plus longue du message, tiré d'une vidéo publiée sur le site de la guérilla, qui demeurait toutefois bloqué lundi matin.

Les contacts, noués entre les autorités colombiennes et la principale rébellion du pays, la plus ancienne d'Amérique latine, visent à ouvrir un dialogue de paix, dans l'espoir de mettre fin à 48 ans de conflit armé.

Ce cycle de négociations devrait s'ouvrir en octobre prochain à l'étranger, en Norvège puis à Cuba, sous les auspices du Venezuela et du Chili, selon des informations non confirmées officiellement parues dans la presse colombienne la semaine dernière.

Fondée en 1964, la guérilla des Farc, une insurrection d'origine paysanne, compte encore 9.200 combattants, repliés dans les régions rurales après une série de revers militaires qui ont fait fondre ses troupes de moitié en dix ans.

Le gouvernement colombien aurait initié dans le plus grand secret ce rapprochement avec les rebelles depuis le mois de février à La Havane, sous les auspices des chefs d'Etat cubain Raul Castro et vénézuélien Hugo Chavez, en tant que garants du processus de paix.

Une chanson accompagne la vidéo de "Timochenko" dans laquelle des guérilleros lancent qu'ils "vont à La Havane pour discuter avec ceux qui les accusaient de mentir sur la paix".

"Je vais à La Havane, cette fois pour parler avec le bourgeois qui nous cherchait mais n'a pu nous vaincre", indique la chanson, en allusion au président colombien.

Depuis l'annonce de ces premiers contacts inédits, le président Santos n'a pas encore officialisé la signature de l'accord avec les Farc qui doit déboucher sur l'ouverture d'une première table de dialogue à Oslo.

Depuis trente ans, les trois précédentes tentatives de négociations avec les Farc se sont soldées par des échecs fracassants.

La dernière remonte à 2002 quand le gouvernement avait suspendu la démilitarisation de la région du Caguan, dans le sud, affirmant que la guérilla en avait profité pour se renforcer.

Ce week-end, M. Santos, à mi-mandat avant les élections présidentielles de 2014, a averti que les pourparlers pourraient prendre un certain temps. "La paix ne se fait pas en un jour, il faut la semer, la stimuler", a-t-il déclaré, lors d'un déplacement de travail.

Les négociations devront aborder plusieurs points sensibles comme la question agraire, à l'origine même de la naissance des Farc, le trafic de drogue, mais aussi l'instauration d'un cesse-le-feu et la réinsertion politique des guérilleros repentis, un thème explosif dans le pays.

Selon un sondage publié vendredi dernier, une majorité de Colombiens (60%) se dit favorable à l'ouverture d'un processus de paix, mais la moitié d'entre eux (49%) refuse de "sacrifier une partie de la justice" en allusion au sort des rebelles démobilisés.

Source : http://actu.orange.fr/monde/colombie-la-guerilla-des-farc-confirme-sa-volonte-de-faire-la-paix-afp_1051022.html
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Colombie: Santos tente l'audacieux pari de la paix avec les Farc

Message : #3735 Darloup
05 sept. 2012, 17:58

En lançant un dialogue de paix avec la guérilla des Farc, le président colombien Juan Manuel Santos tente un audacieux pari que n'a réussi aucun de ses prédécesseurs, un virage toutefois bien calculé pour ce fin politique, selon des experts interrogés par l'AFP.

Image


Après plusieurs mois de rumeurs, ce dirigeant réputé pour son goût du poker a dévoilé ses cartes, à deux ans de la présidentielle, en annonçant mardi l'ouverture de négociations en octobre avec la rébellion marxiste des Forces armées révolutionnaires de Colombie (Farc).

"Santos ne joue pas seulement sa réélection en 2014 mais aussi son propre destin", a estimé Leon Valencia, directeur de la fondation Nuevo Arco Iris, spécialiste du conflit colombien.

Au pouvoir depuis 2010, M. Santos, 61 ans, s'est notamment démarqué de son prédécesseur et ancien mentor Alvaro Uribe, chantre de la politique de fermeté à l'égard des Farc, devenu l'un de ses plus féroces opposants.

"Les détracteurs (de M. Santos) vont faire en sorte que la paix soit le thème central de sa présidence, car c'est là où il y a évidemment le plus de risque", a expliqué le politologue colombien Maurico Romero.

A deux ans de la présidentielle, le chef de l'Etat va affronter un débat très vif à la suite du dialogue avec les Farc, face aux partisans de M. Uribe, dont l'action a permis avec le soutien militaire des Etats-Unis de diviser de moitié les rangs de la guérilla qui compte désormais quelque 9.200 combattants.

"Je n'arrive pas à comprendre comment il a pu être membre de mon gouvernement", s'est indigné l'ancien président, dont M. Santos fut ministre de la Défense.

Une expérience que ce dernier a justement invoqué pour se présenter comme le garant de la sécurité des Colombiens, en martelant que les négociations avec les Farc n'entraînerait "ni démilitarisation, ni arrêt des opérations militaires".

A son actif, comme ex-ministre de la Défense, il peut déjà se prévaloir de plusieurs succès face aux Farc avec notamment en 2008 la libération de leur otage le plus médiatique, l'ancienne candidate présidentielle Ingrid Betancourt, ou la mort du porte-parole des Farc, Raul Reyes, lors d'un raid militaire.

Une fois élu à la tête du pays, M. Santos, même s'il n'a cessé de prôner la voie d'une solution négociée, a enregistré de nouveaux succès de l'armée qui a abattu le chef militaire de la guérilla, Jorge Briceño, puis son chef Alfonso Cano.

Sur le plan diplomatique, il a également étonné le pays avec une rapide réconciliation avec son homologue vénézuélien Hugo Chavez, le tonitruant dirigeant de la gauche radicale, qui avait rompu les relations diplomatiques avec la Colombie d'Uribe. M. Santos l'a "remercié" mardi pour sa médiation auprès des Farc.

Favorable au retour de Cuba dans les instances politiques latino-américaines, il s'est aussi assuré le soutien de La Havane, qui ont abrité les premiers contacts entre la guérilla et le gouvernement colombien.

Le pragmatisme de cet admirateur déclaré de Tony Blair, et notamment de la manière dont l'ancien Premier ministre britannique a mis fin au conflit en Irlande du nord, semble convaincre les Colombiens, dont 60% sont favorables à l'ouverture de négociation, selon un récent sondage.

"Le bloc majoritaire est représenté par Santos et il est plus moderne, urbain, démocratique. Et il croit en la nécessité de s'assurer une bonne place dans l'économie internationale", explique un autre politologue colombien Francisco Giraldo.

Un argument de poids qui peut convaincre de nombreux Colombiens, épuisés par les effets du conflit armé. Le chef de l'Etat a rappelé mardi que l'économie du pays est "l'une des plus prospères de la région". "Aujourd'hui nous pouvons parler de paix car la Colombie est en train de croître", a-t-il assuré.

Source : http://actu.orange.fr/monde/colombie-santos-tente-l-audacieux-pari-de-la-paix-avec-les-farc-afp_1055524.html
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Pacifismo y vanidad

Message : #3739 Darloup
05 sept. 2012, 22:19

Por Thierry Ways

Uno de los mayores errores que se cometen en Colombia cada vez que reaparece la idea de dialogar con la guerrilla es el de considerar a quienes prefieren una salida negociada al conflicto unos compasivos defensores de la paz y de la vida, y a los otros, a los que no confían en esa alternativa, unos sanguinarios amantes de la guerra. Lo cierto es prácticamente lo contrario.

Comparado con lo que vino después, detener a Hitler hubiera sido relativamente fácil hasta 1939. Pero la política de apaciguamiento de Neville Chamberlain no sólo no evitó la Segunda Guerra Mundial, sino que permitió que el canciller alemán se fortaleciera tanto que, cuando por fin se recuperó la paz años después, había costado 50 millones de muertos.

Al menos Chamberlain y sus aliados tenían la excusa de enfrentarse a una situación sin precedentes. No podemos decir lo mismo en Colombia, en la que la historia de las Farc contiene fracaso tras fracaso de los intentos de negociación. ¿Por qué, entonces, seguimos insistiendo?

Porque para quienes periódicamente proponen diálogos, sobre todo quienes tienen el poder de iniciarlos desde el gobierno, la paz es una consideración secundaria. Si la paz fuera su obsesión principal, buscarían el camino más expedito y menos costoso para conseguirla, no el más largo e incierto.

Pero para ellos la paz no es un fin sino un medio, un medio para satisfacer una enorme vanidad: la de instalarse en un plano moral superior a los demás, y presentarse ante la sociedad y el mundo como unos seres más compasivos, más generosos y con mayor capacidad de perdón que la chusma revuelta y con sed de sangre.

La vanidad que se recompensa con Premios Nobel de Paz, con felicitaciones de naciones ajenas al conflicto y con condecoraciones de las ONG del mundo. Poco les importa la posibilidad o la evidencia de que ese pretendido pacifismo conduzca a guerras más prolongadas, a más familias devastadas y a más infraestructura destrozada: esos pequeños detalles no se divisan desde el plano elevado de la superioridad moral.

Mientras tanto, a quienes piensan que el destino de los grupos armados ilegales debe ser conforme a la ley, rendimiento o muerte en combate, se les tilda de derechistas, cavernícolas o paracos. Poco importa que la acción militar produzca resultados más pacíficos —menos balas, menos sangre, menos muertos— más pronto que los diálogos, pues así funciona la falacia del pacifismo en nuestro país: su objetivo no es la paz sino el enaltecimiento personal de quienes dicen quererla.

Por cuenta de esa vanidad de nuestros líderes, y de muchos miembros de la sociedad civil que también quieren encaramarse en el plano superior, estamos a punto de embarcarnos una vez más en una negociación con una contraparte que no ha dicho qué quiere negociar, cuyas aspiraciones no bajan de la toma del poder y que tiene una bien merecida reputación de embustera y tramposa.

¿Qué traerán esta vez a la mesa? ¿Más propuestas dilatorias e infinitas acerca de refundar la sociedad, cambiar el modelo económico, replantear las leyes del Cosmos? Ojalá lleguen con algo concreto, aunque lo dudo —lo dudamos—, porque hasta ahora la única garantía con la que se cuenta es la promesa tibia del gobierno de que “esta vez será diferente”.

Fuente: http://www.elheraldo.co/opinion/columnistas/pacifismo-y-vanidad-80142
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Elecciones 2014: Farc vuelve y juegan

Message : #3740 Darloup
06 sept. 2012, 01:19

Image


Por Óscar Montes

Una vez más las Farc -o mejor, la posibilidad de negociar la paz con ellas- serán determinantes en unas elecciones presidenciales. En efecto, tal como ocurrió en 1998 con el triunfo de Andrés Pastrana Arango y en 2002 y 2006 con los de Álvaro Uribe Vélez, ese grupo guerrillero terminará definiendo la suerte del próximo Presidente de Colombia.

En el caso de Pastrana, el país recuerda que ganó la Presidencia enarbolando la bandera de la negociación de la paz con las Farc y también tiene muy presente la forma como terminó todo, con un mandatario desprestigiado y una guerrilla despreciada por más del 90 por ciento de los colombianos. Y en el caso de Uribe, su triunfo se debió a una oferta electoral diametralmente distinta a la de Pastrana en su momento, pero también ligada a las Farc: la posibilidad de derrotarlas militarmente o, incluso, de aniquilarlas. Ambos fracasaron en su intento. Ni Pastrana hizo la paz ni Uribe desapareció a las Farc. No obstante, lo que ambos deben reconocer es que ese grupo guerrillero les definió su agenda política y marcó sus mandatos. Ahora el presidente Juan Manuel Santos acaba de abrir un nuevo capítulo en esa novela que por décadas han escrito los presidentes de Colombia y las Farc. Santos, como Pastrana, también decidió apostarle a la salida negociada y se embarcó -y embarcó al país- en las procelosas aguas de un proceso de paz con las Farc. En plata blanca ello significa que Santos decidió amarrar su suerte política a la negociación con ese grupo insurgente. De su éxito o su fracaso dependerá también el éxito o el fracaso no solo de Santos como Presidente, sino de Santos como candidato presidencial en 2014, pues la paz será el gran issue de la campaña de 2014. Y en la otra orilla estarán quienes se oponen a la propuesta del Gobierno, como el procurador Alejandro Ordóñez, entre otros. Las Farc, pues, una vez más, definirán la suerte del próximo Presidente de Colombia.

Fracaso tras fracaso: desde B. Betancur hasta A. Pastrana

Quienes sostienen que el actual es el mejor momento para iniciar un proceso de negociación con las Farc tienen toda la razón. No solo porque es evidente que el grupo guerrillero se encuentra en su peor época en términos militares y políticos, sino porque es indudable que las Fuerzas Militares del país están hoy mucho más fortalecidas que hace varios años, cuando otros gobiernos, incluyendo a Belisario Betancur, César Gaviria y Andrés Pastrana, decidieron apostarle a un proceso de paz con ese grupo guerrillero. En tiempos de Belisario,por ejemplo, las Farc tenían no solo a sus máximos jefes vivos -Jacobo Arenas y Manuel Marulanda-, sino que contaba con cuadros que habían formado para seguir en la lucha armada -como Alfonso Cano, Raúl Reyes, el Mono Jojoy, Iván Márquez, Pablo Catatumbo y hasta el propio Timoleón Jiménez alias Timochenko, quien es hoy su máximo comandante-. Muertos cuatro de sus mayores referentes, tanto políticos como militares, las Farc entraron en una etapa de reacomodamiento interno que aún no termina y cuyos resultados podrían, incluso, comprometer la suerte misma del plan que apenas se vislumbra entre el gobierno de Santos y las Farc. César Gaviria, por su parte, también se embarcó en un proyecto de paz con las Farc, pero antes había ordenado el ataque militar a Casa Verde -sede de los comandantes del grupo guerrillero- quienes aprovecharon las mesas de conversaciones de Caracas y Tlaxcala para pasarle cuenta de cobro al Gobierno por el “atrevimiento” que tuvo de bombardear su “santuario”. De hecho, las Farc se levantaron de la mesa de Tlaxcala con el firme propósito de fortalecerse militarmente para iniciar la ofensiva y tomarse el poder. “Volveremos a hablar después de otros 500 mil muertos”, fue la frase que le escuché en Tlaxcala a Alfonso Cano, entonces negociador de las Farc, antes de regresar a las selvas colombianas. Durante el gobierno de Ernesto Samper las Farc propinaron duros golpes al Ejército, hasta el punto que atacaron bases militares como Patascoy, lo que les permitió llegar ‘fortalecidas’ militarmente al Caguán.

Negociar con las Farc en medio del ‘fuego amigo’

Cuando Andrés Pastrana inició el proceso de paz con las Farc, el país acababa de respaldar con más de 7 millones de sufragios el llamado Voto Ciudadano por la Paz; es decir Pastrana dio cumplimiento a un mandato popular que lo facultaba para negociar con los grupos guerrilleros, concretamente con las Farc. Santos, en cambio, tendrá que sacar adelante una negociación en medio del ‘fuego amigo’ que significa ser el blanco de todas las críticas por parte no solo del expresidente Álvaro Uribe, hoy por hoy su más grande contradictor político, sino también por parte de connotados protagonistas de la vida nacional, como el procurador Alejandro Ordóñez, quien se declaró enemigo de la negociación y que muy seguramente será reelegido, lo que significa que Santos pondrá en la mira del jefe del Ministerio Público a sus más cercanos colaboradores, especialmente a quienes lideren las negociaciones. Santos contará, eso sí, con el acompañamiento de la comunidad internacional y con buena parte de los integrantes de la Unidad Nacional.

Los diálogos deben ser secretos, pero la agenda que se negocia debe ser pública

Ni siquiera en Oslo podrán tanto el Gobierno como las Farc iniciar un proceso de paz bajo la absoluta confidencialidad. Y ello es así sencillamente porque los primeros que querrán contar su versión de lo que se está negociando serán las partes, pues es evidente que quien tenga el control de la información sobre el proceso de negociación tendrán también el control sobre la agenda. La única solución que tiene ese asunto, sin duda delicado, es que los diálogos que se desarrollen en la mesa de negociación sean privados pero la agenda que se negocie sea pública. Ello significa que los colombianos deben saber exactamente qué se está negociando, sea en Oslo, La Habana o cualquier otro lugar del planeta. No hacerlo es darle la razón a quienes sostienen que el Gobierno y la guerrilla negocian de espaldas al país. Lo que sí tienen que hacer las partes es evitar los protagonismos de quienes fungen de negociadores o hacen parte de los equipos que están al frente de las conversaciones, como ocurrió en el Caguán, donde todos, especialmente los voceros de las Farc, eran tratados como ‘vedettes’ por parte de los medios de comunicación. El pecado consiste en volver protagonistas a negociadores y pretender ocultar la agenda.

Juan Manuel Santos deberá convencer a las tropas de que sí es cierto aquello de que “la paz es la victoria”

Las Fuerzas Militares de Colombia han dado muestras históricamente de absoluto acatamiento a las órdenes emitidas por el Presidente de la República, así muchas de ellas no sean compartidas por los altos mandos. Ocurrió con Belisario, Gaviria y Pastrana. En todos esos procesos, los altos mandos militares expresaron a los mandatarios sus observaciones sobre las consecuencias que tendría para las tropas y para el país una negociación con los grupos guerrilleros. En algunas ocasiones, como sucedió con Pastrana, el llamado ‘ruido de sables’ termina con el llamado a calificar servicios de los oficiales más rebeldes con las decisiones del Ejecutivo. En esta oportunidad las cosas no serán diferentes, entre otras razones porque quien estará al frente de la negociación no solo es el propio Presidente, sino un ex ministro de Defensa quien conoce cómo es que se mueven los hilos en los cuarteles. En lo que sí tendrá que aplicarse a fondo el presidente Santos es en convencer a la tropa -la misma que le pone el pecho a la guerra todos los días- de que la “paz es la victoria”, como pregona desde hace algunas semanas. Es decir, convencer a los uniformados de que la desmoralización de las tropas proviene del desgaste que produce la eternización de un conflicto y no en la terminación del mismo por la negociación política. En otras palabras, que negociar la paz no significa una claudicación. Pero Santos deberá, además, blindar a las Fuerzas Militares de la llamada ‘guerra jurídica’, que es el fantasma que las ronda.

Fuente: http://www.elheraldo.co/noticias/politica/elecciones-2014-farc-vuelve-y-juegan-80238
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Diálogos de … ¿paz?

Message : #3745 Darloup
07 sept. 2012, 19:40

Por José Félix Lafaurie

Las cartas se destaparon y, aunque no sorprendieron, el ruido de los diálogos llegó cargado de preocupaciones. ¿A qué precio volvemos a explorar una fórmula, que tantas veces nos dejó en el umbral de un Estado fallido? Aunque quiero la paz como cualquier colombiano –quién no la quiere– no creo que las condiciones estén dadas. La reciente escalada de violencia, sembrando terror como único argumento y las complejidades para negociar con un grupo armado untado de narcotráfico, deben sopesarse. Son 31 años de intentos fallidos y cambios, locales y globales, que ilegitiman la negociación con criminales de guerra que han violado el DIH. ¿Paz con impunidad?

La paz no puede ser a costa del ciudadano o la democracia. Sería regresar a la vieja discusión del “Estado ilegítimo”, que debe dar “garantías a la insurgencia” y rehacer sus instituciones. Por ese camino, no se dará uno de los presupuestos del presidente Santos cuando se impone un límite de tiempo para negociar el fin del conflicto. La hoja de ruta toca aspectos sensibles, especialmente para el campo. Quizá, si se hubiera mantenido la política de Seguridad Democrática, podríamos estar aspirando a una rendición unilateral de las Farc y el ELN, sin ceder a las pretensiones de los terroristas. Pero hoy, con una guerrilla envalentonada y con pliego de demandas en mano, un marco legal generoso y sin garantías de verdad, justicia y reparación, las dudas acechan. Y ¿a cambio de qué? ¿Quién le explica esto a la sociedad rural?

¿Cómo comprender lo que está sucediendo? ¿Qué le hace pensar a los sectores urbanos –que nunca han sentido de frente la violencia guerrillera– que ahora sí es posible la paz negociada? Creo –aunque espero equivocarme– que, como Sísifo, volveremos a caer en el abismo. El hecho de que las Farc y el ELN hayan terminado por descender al fango del crimen organizado y el narcotráfico, hace injustificado este acercamiento. Pero, además, falible e inestable el proceso y menos confiables sus resultados, en caso de que viéramos la luz al final del túnel.

No somos extremistas sino escépticos. Lo importante no es negociar por negociar, sino saber para qué y cuándo. Ninguna negociación debería iniciar sin que la guerrilla declare públicamente que abandona la toma del poder por las armas como objetivo, y la combinación de todas las formas de lucha como estrategia. Hay que negociar cuando la guerrilla haya sido sometida militarmente y esté doblegada, como lo advirtió el propio General Navas.

Las Farc y el ELN son asesinos, secuestradores y extorsionadores, que reclutan niños, activan minas, vuelan pueblos y se enriquecen con dineros mafiosos. Aún así, esta sociedad parece dispuesta a tenderles, otra vez, la “salida política” y otorgarles un estatus, para que sus altos mandos, y sólo ellos, salgan del narcoterrorismo como héroes. ¿O acaso creen que todos sus milicianos –acostumbrados al crimen, el narcotráfico y su hermandad con las bacrim– se van a desmovilizar?

Es más, ¿puede nuestra institucionalidad desenmarañar ese contubernio y manejar la “judicialización selectiva” de la que habla el marco jurídico para la paz? Llevamos 7 años tratando de hacerlo con los desmovilizados del paramilitarismo y es pasmosa la lentitud que arrastran la verdad y la justicia. Apenas 2 condenas de 1.500 en espera y el carrusel de falsos testigos hacen agua la Ley de Justicia y Paz, para no hablar de los nulos alcances de la supuesta “reparación integral”. El debate empieza, pero es claro que debe darse frente a la sociedad rural –que ha puesto los muertos en 50 años de violencia– sin engaños y sin falsas expectativas.

Fuente: http://www.elheraldo.co/opinion/columnistas/dialogos-de-paz-80227
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

¡Vale la pena arriesgarse!

Message : #3746 Darloup
07 sept. 2012, 19:43

Por Abelardo De la Espriella

La dinámica del amor es como la de la paz: por muy mal que le vaya a uno, algún dividendo queda. No por haber vivido una decepción sentimental una persona renuncia para siempre a encontrar la felicidad. Parodiando la famosa frase de Maturana: en el amor y la paz, perder es ganar un poco o, mejor aún, perdiendo se gana porque se acumulan experiencias y enseñanzas que serán fundamentales para el futuro.

A pesar de que las negociaciones con las Farc en el pasado no llevaron a la desmovilización de ese grupo armado ilegal ni a la terminación del conflicto armado, es evidente -gracias a esas conversaciones fallidas- que ante la comunidad internacional quedó desvelado el verdadero espíritu terrorista y criminal de Tirofijo y sus muchachos. Esa realidad cambió para siempre la percepción de la guerra. Pasaron de ser vistos como un grupo rebelde que luchaba por la igualdad social a una caterva de forajidos narcotraficantes y asesinos sin alma.

La paz es un derecho y un deber de cada ciudadano, elevado a rango constitucional. En este caso, el mandato legal es lo de menos, porque, como conglomerado social, tenemos una responsabilidad histórica mayor: debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para dejarles a nuestros hijos y nietos un país distinto del que hemos padecido. Así como nadie puede vivir plenamente sin amor, tampoco puede hacerlo en medio de la guerra, por más acostumbrados que estemos al dolor y la tragedia.

Santos está haciendo la apuesta más arriesgada de toda su carrera política: si el proceso le sale bien no tendrá inconvenientes para ser reelegido; pero, si no cuaja el arreglo con las Farc, ocurrirá exactamente lo mismo que hace algunos años cuando se dieron los diálogos de paz en el Caguán: será el expresidente Uribe, apalancado por la soberbia y la torpeza de los jefes guerrilleros, quien defina la elección presidencial.

Hay unos inamovibles del Gobierno en este nuevo intento: no se repetirán los errores del pasado, los diálogos deben concluir con la desmovilización y el desarme de las Farc, la Fuerza Pública continuará con sus operaciones militares y bajo ninguna circunstancia habrá zona de despeje. Las Farc por su parte, seguirán sembrando el terror. Esa es la lógica de la guerra y debemos entenderlo así. No podemos pretender que, mientras el Ejército y la Policía hacen su trabajo, las Farc se dediquen a esperar que los capturen sin oponer resistencia o que renuncien a demostrar su poder quemando pueblos y acribillando civiles. Debemos estar preparados para dialogar en el epicentro del conflicto, con todo y lo que ello implica

Así como hay exigencias y consecuencias obvias, necesariamente deben hacerse concesiones de uno y otro lado. Lo importante es saber hasta dónde se puede llegar. Los jefes guerrilleros deben tener claridad en que, como determinadores de crímenes de lesa humanidad, necesariamente tendrán que pasar una temporada en la cárcel (la normatividad internacional vigente no permite un tratamiento diferente). Se puede hablar de una pena alternativa (5 años) y un lugar de reclusión especial, pero no de libertad automática. El Gobierno, a su turno, deberá impulsar una reforma constitucional que les permita a los jefes de la guerrilla (condenados y luego de purgar sus penas) aspirar a cargos de elección popular. Estos serán los puntos más álgidos de la discusión.

No hay muchas diferencias entre Timochenko y algunos políticos en ejercicio: mientras que el primero extermina a inocentes con bombas y fusiles, los segundos se roban la salud, la educación, los contratos y en general las esperanzas de los más débiles. Distintos métodos, resultados igual de despreciables. Por eso no le veo ningún inconveniente a que ‘Timo’ vaya a un Congreso casi tan desprestigiado como la guerrilla.

Los verdaderos desafíos que tenemos por delante para alcanzar la tan anhelada paz son: zanjar de una buena vez la gran desigualdad social que hay en Colombia y que a la postre es el caldo de cultivo de todas las formas de violencia, y prepararnos para perdonar, porque lamentablemente nuestra sociedad está envenenada por el odio y el resentimiento.

Fuente: http://www.elheraldo.co/opinion/columnistas/vale-la-pena-arriesgarse-80229
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Alertas esenciales en un camino espinoso

Message : #3747 Darloup
07 sept. 2012, 20:21

Por Yezid Arteta Dávila

Luego de un punzante encuentro de fútbol jugado en la cancha del penal de La Dorada bajo un sol incesante, volvíamos hasta nuestros calabozos, lavados en sudor y escoltados por la guardia penitenciaria. Rodrigo Granda había jugado de delantero centro y pese a su edad había mostrado un regate desequilibrante. Mientras charlábamos veíamos en la lejanía las estribaciones montañosas y pensábamos en los guerrilleros que seguían enmontados en los escollos andinos. Yo volví a la libertad luego de pasar varios años en prisión y Rodrigo Granda fue liberado por orden del presidente Uribe para que impulsara un escenario de paz con las Farc. Un lustro después este escenario existe. Granda es uno de sus protagonistas e, irónicamente, el expresidente Uribe se opone.

Cualquiera que conozca el abecé de la guerra deduce que en el caso colombiano no se avizora un final del conflicto a través de los medios bélicos. La guerra hay que reducirla a palabras, dice un aparte de La gran marcha, la extraordinaria novela de E. L. Doctorow que recrea la Guerra de Secesión norteamericana. Desde las antípodas ideológicas, Santos y las Farc entendieron que la única apuesta lícita para la viabilidad del país y las posibilidades reales de la izquierda colombiana es la terminación pactada del conflicto. Hay dos artífices en esta primera parte del compendio: el presidente Juan Manuel Santos y Alfonso Cano. El fallecido jefe de las Farc preparó a la organización bajo su mando para un salto estratégico cuyo eje fuera la recuperación de la política, y por esta razón aún no se explica por qué diablos se le mata. La muerte de Cano llevó a Timoleón Jiménez, su sucesor, a hacerle un reclamo público al Jefe de Estado por este suceso, pero a pesar de todo, el actual líder de las Farc siguió creyendo en la terminación de la guerra por la vía negociada. Santos, por su parte, observa con pragmatismo que las metas de crecimiento y desarrollo del país son imposibles de alcanzar acarreando consigo el lastre de la guerra, una insaciable máquina que consume recursos y vidas humanas a montones. El anunciado acuerdo preliminar pactado entre el Gobierno y las Farc es apenas el comienzo de una larga marcha de obstáculos que es menester superarlos si se quiere llegar hasta la meta.

Las conversaciones discretas eran, paradójicamente, un secreto a voces y hasta cierto punto los medios de comunicación que, hicieron un deslucido papel en las fallidas conversaciones del Caguán, actuaron con comprensión. Es recomendable que la prensa retome la compostura y ayude, sin obviar su rol informativo, a que las partes progresen en cuanto a nuevos acuerdos. Las conjeturas y las especulaciones sobre este tema se vuelven dañinas y pueden intoxicar a la ciudadanía que observa con esperanza este original comienzo de un proceso de paz. ETA, las claves de la paz, el libro que contiene las confesiones de Jesús Eguiguren —designado por el gobierno español para conversar con ETA en Ginebra y Oslo— es una magnífica lectura para entender las dificultades de un proceso de paz y cómo las partes no pueden conducirse al vaivén de la política doméstica y más aún si esta es amplificada por el periodismo del día a día. No en vano el libro de Eguiguren ha estimulado a los negociadores colombianos, sobre todo porque los acontecimientos desatados en el País Vasco van dejando apreciables enseñanzas.

No hay proceso de paz en el mundo que no haya tenido enemigos. Algunos personajes influyentes que persisten en la vía militar, a pesar de que ignoran lo que lleva un soldado en su morral de campaña, se oponen sin rodeos a un acuerdo de paz. Es la derecha ultramontana que aún cree que a las nuevas generaciones se les puede seguir vendiendo gato por liebre. En el otro extremo están los maximalistas, dueños de un discurso rectilíneo y que pretenden darles lecciones a los rebeldes mediante cartillas de viejo cuño sin indagarse de cómo sobrevive, por ejemplo, una columna guerrillera que marcha durante día y noche entre la selva llevando en hamacas a varios camaradas heridos y cuyo alimento se reduce a meros cogollos de palma. Hay que pensar en el porvenir de todos los combatientes y sobre todo en el destino de una Nación que demanda cambios estructurales pero lejos de la guerra.

Todo indica que el kilómetro 1 de la negociación comenzará en Oslo. La elección de Noruega como país testigo de la ronda de negociaciones no ha podido ser más afortunada. Los nórdicos poseen una larga historia de mediación de conflictos y se destacan por su discreción y paciencia, amén de que no tienen listados de organizaciones terroristas, circunstancia que les facilita el acercamiento y la confianza de los grupos. Por principio, los noruegos no ofrecen sus oficios de mediación si tienen intereses en la región afectada.

El anuncio de los diálogos desató en el país los afanes de protagonismo. Cada cosa a su tiempo. Ya llegará el momento en que cada uno haga por la paz lo que le corresponde hacer, pero por ahora es aconsejable que las partes continúen discretamente elaborando la arquitectura del proceso, porque este factor constituye la base para el éxito, o el fracaso de una negociación. En el ámbito nacional e internacional difícilmente se encontrará un momento tan propicio como el de ahora, y sería un error histórico dejarlo pasar. Hay asuntos que por primera vez se abordan sin ambigüedades, tales como la dejación de armas y otros temas como el de las víctimas y la verdad, lo mismo que cuestiones sustantivas de naturaleza política, social y económica. Y llegará el momento de abordar el cese de fuegos, un asunto espinoso que requiere la ayuda de expertos extranjeros y de militares activos y retirados que, junto a los propios rebeldes, puedan garantizar el cumplimiento de los protocolos pactados. En fin... hay que mantener los ojos bien abiertos y vigilantes para cuidar que el gato no se coma al loro Pancho.

Fuente: http://www.elheraldo.co/revistas/latitud/alertas-esenciales-en-un-camino-espinoso-80223
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Una cuarta condición

Message : #3748 Darloup
07 sept. 2012, 20:25

Image
Carlos Pizarro Leongómez, desaparecido jefe del M-19, durante los diálogos de paz en Corinto, Cauca, en 1984, cuando firmó un pacto de cese al fuego.


Por Indalecio Dangond

El proceso de paz que ha anunciado el presidente Santos el pasado lunes es una noticia que anhelamos el ciento por ciento de los colombianos. Y como lo ha dicho el Presidente, este proceso que inicia se basa en tres principios: debe llevar al fin del conflicto, no puede repetir los errores del pasado y no incluye despeje militar en ningún centímetro de suelo colombiano. Yo le agregaría una cuarta condición: no habrá absolución a los delitos de lesa humanidad cometidos por los guerrilleros.

Los intentos de paz con la guerrilla en Colombia han sido procesos onerosos e inconclusos por parte de nuestros mandatarios. En 1982, el expresidente Belisario Betancur, después de varias reuniones con las Farc, lo único que logró fue la creación de la extinta Unión Patriótica. Virgilio Barco logró la desmovilización de la guerrilla del M-19 y una parte del Ejército Popular de Liberación, EPL, con un costo político muy alto. César Gaviria, por su parte, logró desmovilizar otro bloque de guerrilleros del EPL, una fracción del ELN y el movimiento indígena armado Quintín Lame. Ernesto Samper logró que las Farc liberaran a 300 soldados, y Andrés Pastrana creó una zona de despeje en San Vicente del Caguán para las Farc, donde Tirofijo, el Mono Jojoy, Alfonso Cano y el resto de la cúpula guerrillera pasaron las mejores vacaciones de su vida y aprovecharon la inocencia del Gobierno para fortalecer las rutas del narcotráfico, el contrabando de armas, secuestrar y asesinar el mayor número de militares, políticos y empresarios en la historia del país.

En este nuevo intento de diálogo habría que preguntarse: ¿qué puntos va a negociar el gobierno Santos con una organización terrorista cuyo objetivo ha sido la conquista del territorio y el establecimiento de un gobierno alternativo para tener el control del narcotráfico, más que unos objetivos políticos, económicos o sociales? ¿Qué concesiones le va a otorgar el Gobierno a una guerrilla que ataca a civiles o a no combatientes (por ejemplo, a mujeres y niños), realizan asesinatos y secuestros como un medio para captar la atención del público que pretenden impresionar? o ¿qué indultos va a ceder el Gobierno a unos terroristas que han secuestrado y asesinado a nuestros policías y soldados de la patria? Para que tengan un referente, en diciembre de 2011, las Farc afectaban 155 municipios en 23 departamentos, 31% por ciento más que en 2008. En Arauca, Cauca, Caquetá, Putumayo y Nariño, más del 50% padece sus ataques.

No se trata, pues, de negociar por negociar. El presidente Santos debe tener bien claro que cualquier diálogo de paz no puede tener un objetivo diferente al de concretar una opción de sometimiento a la justicia para que entreguen las armas, regresen los secuestrados, paguen su delitos y reparen a las víctimas.

Eso, cuando menos, es lo que contempla el Marco Jurídico para la Paz, que el Congreso y el Gobierno se empeñaron en elevar a rango constitucional, con peligrosas fisuras, como dejar la posibilidad de ‘tratos diferenciados’ al ritmo de acuerdos que pueden llevar a la impunidad, o dejar para después la determinación de los delitos conexos al delito político, lo cual podría abrir caminos a la elección de estos terroristas a las corporaciones públicas.

Mucho me temo que la guerrilla esté pensando en una mesa de negociación, no para discutir su sometimiento, sino para negociar temas como el Estado de Derecho, las instituciones democráticas, la orientación de la economía, la distribución de la tierra y el desarrollo rural, lo cual sería indigno con una organización guerrillera ungida de narcotráfico, y con sus cabecillas buscados como delincuentes por la policía internacional y las principales agencias antinarcóticos del mundo.

Ninguna negociación podría iniciarse, siquiera, sin que la guerrilla declare públicamente que abandona la toma del poder por las armas como objetivo, y la combinación de todas las formas de lucha como estrategia. Si no es así, ¿para qué negociar?

Fuente: http://www.elheraldo.co/revistas/latitud/una-cuarta-condicion-80224
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

“Es un proceso de paz inoportuno” : Alfredo Rangel

Message : #3750 Darloup
07 sept. 2012, 21:07

Alfredo Rangel, analista político, experto en el tema de seguridad y defensa y máster en Ciencia Política de la Universidad de Los Andes, habló con EL HERALDO sobre las intenciones del grupo guerrillero y la nación de llegar a un acuerdo de paz.

¿Qué opina sobre el inicio del proceso de paz entre el Gobierno y la guerrilla en Colombia?
Pues creo que es un proceso de paz inoportuno en un momento en que hay un rebrote de las acciones violentas de la guerrilla. Creo que el gobierno debería obligar a la guerrilla a realizar una tregua indefinida, unilateral y definitiva, para poder iniciar conversaciones de paz. La concesión gratuita de dialogar en medio del conflicto creo que va a traer como consecuencia un escalamiento de las acciones violentas y eso no es conveniente para la seguridad del país.

¿Cómo ve el hecho de que la guerrilla del ELN también quiera sumarse al proceso de paz?
Pues me parece lógico que el ELN pueda disfrutar de las ventajas de un proceso de paz que hasta ahora no tiene como obligación el cese de la violencia, y que va a tener seguramente una agenda interesante para la guerrilla. La guerrilla va a aprovechar, como siempre lo ha hecho, este proceso de paz, para robustecerse, en términos políticos y en términos militares, y el ELN quiere hacer parte de ese fortalecimiento.

¿Cree que este proceso repetirá los hechos ocurridos en el Caguán?
Yo creo que el país va a vivir un segundo Caguán, esta vez sin despeje, pero dialogando en medio del conflicto y con una agenda que es absolutamente insoportable, en una democracia que posiblemente no se va a limitar a la desmovilización, a la reinserción y el desarme de la guerrilla.

¿Qué representa para la guerrilla llegar fortalecida a este proceso de paz?
La guerrilla llega en un momento de escalada, de sus acciones violentas, de retorno a muchas zonas del país y por tanto tiene una ventaja estratégica muy grande ante el Estado y seguramente va a seguir escalando esa violencia, precisamente para poder tener una mayor capacidad de negociación en la mesa.

¿Qué piensa de la injerencia del presidente Hugo Chávez en el proceso?
Es claro que el presidente Chávez ha estado desde el inicio en esta facilitación de los diálogos y él también quiere participar de los créditos políticos, que seguramente va a obtener entre algún sector de la opinión pública venezolana, que le va a valorar el inicio de estas conversaciones de paz entre el Gobierno colombiano y la guerrilla.

Fuente: http://www.elheraldo.co/noticias/politica/es-un-proceso-de-paz-inoportuno-alfredo-rangel-80324
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Una noticia distinta

Message : #3751 Darloup
07 sept. 2012, 21:09

Por Javier Darío Restrepo

Cuando el presidente Santos anunció su proyecto de conversaciones de paz con las Farc y el ELN, puso sobre las mesas de redacción una papa caliente.
La de la paz no se puede manejar como una noticia cualquiera porque es una noticia distinta.

Es decir, no se trata de una noticia común. Algunos la tratarán como a las noticias mercancía, expuestas al sube y baja de la oferta y la demanda, y aumentarán las ganancias de sus medios pero le harán daño al país, porque a esta noticia se le debe dar el tratamiento de un servicio que se presta; y esto pone una gran diferencia. Por ejemplo: no se va a informar sobre estas conversaciones porque es un tema que vende, sino porque es un tema que a todos nos concierne y sobre el que se debe conocer con exactitud para saber cómo actuar y a qué atenerse.

No es un servicio cualquiera, sino un servicio indispensable, en algunos casos de vida o muerte. La paz es un asunto de interés para todos porque tiene que ver con todos los aspectos de la vida de los individuos y de su sociedad. Y sobre todo, porque hace parte del ambiente en que crecerán los bebés, los niños y los adolescentes.

Si la guerra todo lo afecta y contamina, la paz pone su marca de luz en todo. Así el periodismo que tiene que ver con la guerra y con la paz, incide en todos los bienes, por eso su servicio adquiere una especial trascendencia.

Porque esta noticia incide en todos los bienes, en ella convergen las más variadas disciplinas. No solo las militares o las de la política, también tiene que ver con la historia del país que le da un marco de comprensión; hace impacto en su economía, tiene una dimensión política, social y antropológica. Es una confluencia de disciplinas que la vuelve compleja y exige del periodista un pensamiento complejo, lejos de sus simplificaciones usuales..

En los medios no se puede resolver el proceso de su información con simples asignaciones, porque estos son asuntos que todos los días tendrán que tratarse en equipo para fijar políticas editoriales, para dar a las notas el tono y el enfoque adecuado, para reforzar su vigor pedagógico y para prever sus consecuencias.

Todo esto supone el desmonte de prácticas tradicionales que, en procesos anteriores de paz, han sido fuentes de errores. Y el siguiente es un claro ejemplo.

Hay una mecánica que con los años se ha fortalecido y convertido en dogma. Es el caso del mito de la chiva. Mirada como símbolo de buen periodismo, de información ágil y oportuna, ha propiciado un periodismo irreflexivo, irresponsable y superficial. La chiva busca la sorpresa y crea la sensación de que el periodista y el medio tienen algo de ubicuidad y omnisapiencia, triviales objetivos que olvidan y sacrifican el bien común. Sacrifican un mundo para pulir un titular deslumbrante.

Así, se ha informado sobre la guerra y la paz contra el interés de todos, para servir el interés particular de medios y periodistas.
Esta noticia, contraría el talante habitual del periodista al imponerle silencios y discreción. Cuando Henri Kissinger rodeó de secreto las conversaciones de paz con Vietnam, fue mal entendido por la prensa, pero preservó la causa de la paz. El presidente Santos logró, desde febrero, el mismo clima de discreción.

Son silencios que protegen la paz, porque esta causa puede ser afectada por la sobreexposición mediática de sus agentes; resulta lesionada por los informes ligeros, o inoportunos, o indiscretos, o parcializados, o irresponsables. De esa lluvia de adjetivos difícilmente escapa el periodismo que va a la guerra o a la paz como a una feria comercial.

En una palabra, el tema que el presidente Santos dejó en las mesas de redacción con su lacónica alocución de la semana pasada, sólo se podrá responder con un periodismo de alta calidad. Y ese será otro beneficio de las gestiones de paz.

Fuente: http://www.elheraldo.co/opinion/columnistas/una-noticia-distinta-80318
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Diálogos de Paz: 5 obstáculos a sortear

Message : #3752 Darloup
07 sept. 2012, 21:14

Image
Hace semanas en Montería, el presidente Juan Manuel Santos bromeó a boxear con el excampeón ‘Happy’ Lora. Ahora, su combate real será con las Farc en busca de la paz.


Por José Granados Fernández

Ante el inminente anuncio de los diálogos de paz con las Farc, en busca de una negociación definitiva para el conflicto armado, que por más de 50 años ha desgarrado y desangrado al país, analistas han llamado la atención sobre el camino “nada fácil” que tocará recorrer.

Así como en las conversaciones de Caracas, Venezuela, y Tlaxcala, México, en 1991 y 1992 respectivamente, el cese al fuego y el despeje resultaron ser temas que dominaron y terminaron afectando dichos diálogos, hoy hay otros que, sin duda, tendrán una fuerte influencia en el proceso que, a mediados de septiembre, se instalará en Oslo, Noruega, y se negociará en La Habana, Cuba.

El primero de esos temas, que por el dinero que mueve puede ser el más grande obstáculo, es el narcotráfico, actividad que significa el todo para las Farc, hoy considerada por las autoridades colombianas, e incluso las estadounidenses, como otro de los carteles que trafican con cocaína y marihuana.

Cifras de 2009 indican que el consumo de cocaína en EU fue de 157 toneladas y en Europa de 123 más, lo que representa un mercado de más de 20 billones de pesos.

Si bien toda esa droga no es producida por las Farc, expertos en el tema consideran que este grupo recibe 1,5 billones de dólares al año, como lo dice el Centro de estudios sobre la seguridad y las drogas de la Universidad de Los Andes.

El pasado viernes, el procurador Alejandro Ordóñez llamó la atención sobre la necesidad de que ese tema se discuta en la mesa de diálogo y que las Farc, contrario a lo que sucedió con los paramilitares en el gobierno de Álvaro Uribe, se comprometan a no seguir en tan lucrativo negocio.

El segundo obstáculo tiene que ver con la disminución de la violencia, que siempre ha sido una exigencia de los colombianos que rechazan que en medio de diálogos de paz haya emboscadas y asesinatos.

Expertos como Alfredo Rangel opinan que no es aceptable que las Farc, tratando de demostrar poderío militar para decir que no están derrotadas, acudan a actos terroristas en unas negociaciones, y considera que, por el contrario, deben cesar unilateral el fuego.

Sin embargo, todo indica que esa es la estrategia terrorista que, desde hace tres mes, el grupo subversivo comenzó a mostrar, seguramente advertido de las conversaciones secretas en Cuba. El accionar guerrillero ocasionó que el expresidente Álvaro Uribe surgiera como abanderado de la oposición ante el anuncio de las negociaciones.

El tercer obstáculo por sortear será el papel que tanto la extrema derecha como la extrema izquierda intentarán jugar, desde la clandestinidad que es lo peor, para crear un “ambiente hostil” frente a los diálogos. “De eso debe estar advertido y atento el Gobierno”, dice el académico Alejo Vargas.

“Por diferentes razones, desde el narcotráfico hasta la venta de armas y otros intereses, hay poderosos grupos que no comulgan con la paz”, advierte.

Los dos últimos temas por resolver, a fin de que no obstaculicen los diálogos, tienen que ver con el sigilo o la reserva que debe, a juicio de unos, rodear el proceso. Otros, en cambio, consideran que la negociación debe hacerse de frente al país.

“Estoy radiante por estos diálogos; la sigilosidad de este proceso ha sido sabia”, afirmó, al respecto, el expresidente Belisario Betancur quien manifiesta que no es “constructivo negociar” pensando en el exhibicionismo.

A este tema se suma el del manejo de la información. ¿Cómo evitar la filtración de lo que se vaya acordando, lo que podría ser usado para sacar ventajas, especialmente de parte de las Farc?
“La información sobre la paz no puede manejarse como un extra”, opina el columnista Javier Darío Restrepo.

Fuente: http://www.elheraldo.co/noticias/nacional/dialogos-de-paz-5-obstaculos-a-sortear-80373
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Arranca proceso de paz en la era Santos-Timochenko

Message : #3754 Darloup
07 sept. 2012, 21:39

Image
El presidente Juan Manuel Santos anunció el inicio de los diálogos en la Casa de Nariño, acompañado de sus ministros y la cúpula de las Fuerzas Militares y de la Policía.


En un discurso que demoró casi 18 minutos, el presidente Juan Manuel Santos oficializó ayer al mediodía la intención de su Gobierno de negociar la paz con el grupo guerrillero de las Farc.

En su alocución desde la Casa de Nariño y ante todos sus ministros y la cúpula militar en pleno, el mandatario colombiano reiteró su propósito de terminar de manera definitiva el conflicto armado interno que vive el país.



Advirtiendo que se ha aprendido de los errores y aciertos del pasado en lo que se refiere a conversaciones de paz buscando el fin del conflicto –no su prolongación–, y no ceder un solo milímetro del territorio, Juan Manuel Santos anunció el fin de las reuniones exploratorias realizadas por seis meses en La Habana, con el acompañamiento de Cuba y Noruega, que conllevaron a la firma de un acuerdo marco entre el Gobierno Nacional y las Farc.

“El acuerdo lleva el nombre de Acuerdo General para la Terminación del Conflicto, y tiene su origen en unos canales que había establecido el Gobierno anterior y que nosotros retomamos y continuamos”, afirmó el mandatario.

Más adelante, Santos pronunció varias veces la frase “hoy podemos hablar de paz” haciendo referencia al momento histórico que vive el país, el estado actual de la economía, los éxitos en el campo de batalla de las Fuerzas Militares y de Policía y la situación política que ha contribuido a crear condiciones para la reconciliación.

Asimismo, el Presidente dijo que las conversaciones comenzarán en Oslo la primera quincena de octubre y luego continuarán en La Habana.

Los 5 puntos de la agenda. Según el presidente Santos, la ventaja del acuerdo firmado con las Farc, frente a los del pasado es que contiene “una agenda realista sobre cinco puntos concretos”.


Acuerdo Terminación Conflicto


Desarrollo rural, garantías para el ejercicio de la oposición política y de la participación ciudadana, el fin mismo del conflicto armado, narcotráfico y por último, los derechos de las víctimas.

Timochenko, desde la Habana. Una hora después de la intervención de Juan Manuel Santos, desde La Habana, Cuba, los miembros del Secretariado de las Farc, Marcos Calarcá, Mauricio Jaramillo, Olga Marín, Andrés París, Ricardo Téllez, Hermes Aguilar y Sandra Ramírez asistieron al encuentro convocado por el Ministerio de Exteriores cubano en el Palacio de Convenciones habanero.

Después de una presentación inicial a cargo de Mauricio Jaramillo, quien se dirigió al auditorio integrado en su mayoría por periodistas, se presentó un video grabado por Timochenko o Timoleón Jiménez, los alias de Rodrigo Londoño Echeverri, en el que el máximo jefe de las Farc agradeció la “invariable colaboración” de Venezuela en el proceso, que “resultó determinante para la consecución de este acuerdo”.

Asimismo Timochenko reconoció la “inmejorable” actuación en los contactos exploratorios previos de Noruega, país del que dijo tuvo un papel fundamental y que será la sede del primer diálogo entre las partes en conflicto.

En su mensaje grabado en video, Timochenko consideró que “la llave de la paz no reposa en el bolsillo del Presidente de la República, tampoco en el del comandante de las Farc, sino en el pueblo colombiano.

Reiteró que las Farc llegan al diálogo “sin rencores ni arrogancias” y detalló que el éxito de las negociaciones “no fue solo el fruto de la resistencia indoblegable de la insurgencia colombiana” sino “sobre todo el triunfo del clamor nacional por la paz”.

Por último aseguró alias Timochenko que “con el cerrado apoyo de muchedumbres, no pensamos en levantarnos de la mesa sin haber hecho realidad esas banderas”, dijo el líder guerrillero.

Fuente: http://www.elheraldo.co/noticias/nacional/arranca-proceso-de-paz-en-la-era-santos-timochenko-80611
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Declaraciones de Timochenko sobre el acuerdo de Paz

Message : #3755 Darloup
07 sept. 2012, 21:44

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) confirmaron en La Habana el inminente inicio de un diálogo por la paz con el Gobierno colombiano que tendrá como sede principal la capital cubana.

¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Uribe: negociaciones de paz con las Farc son "una bofetada a la democracia"

Message : #3756 Darloup
07 sept. 2012, 21:49

Image
Expresidente Álvaro Uribe.


El expresidente Álvaro Uribe calificó como una “bofetada a la democracia” las negociaciones formales de paz que abrirá el Gobierno de Juan Manuel Santos con las Farc el próximo octubre en Oslo.

Uribe reaccionó con una dura crítica al Gobierno de su sucesor poco después del anuncio de Santos, quien confirmó que se ha alcanzado un acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) para negociar con el objetivo de poner fin al conflicto armado.

El expresidente se expresó así contrario a que el Gobierno vaya a acceder a “negociar la agenda del país con la guerrilla”.

“Las posibilidades de éxito están basadas en la negociación con ellos de la agenda del país, y eso sería un mal ejemplo para la democracia”, afirmó Uribe en declaraciones a Caracol.

Uribe fue también muy crítico con los cinco puntos de la agenda de negociación pactada con las Farc, al censurar que el Gobierno vaya a negociar con la guerrilla sin que ésta cese previamente las actividades armadas.

En su opinión, la única salida al conflicto armado colombiano tendría que ser “un sometimiento a la justicia” por parte de la guerrilla.

Fuente: http://www.elheraldo.co/noticias/nacional/uribe-negociaciones-de-paz-con-las-farc-son-una-bofetada-a-la-democracia-80566
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

La apuesta por la paz

Message : #3757 Darloup
07 sept. 2012, 21:56

Por Tatiana Dangond

Dos pronunciamientos del día de ayer tienen al país polarizado, entre quienes creen en los diálogos como un escenario posible para llegar a la paz, y entre los radicales opositores que consideran que las negociaciones dejarán más muertos, impunidad, y una guerrilla militarmente fortalecida. Las palabras de Timochenko dejaron al país escéptico frente al curso que puede tomar este nuevo encuentro, por lo que muchos salieron a reprochar su discurso, el cual opacó la seriedad y la claridad que expresó Santos, al afrontar estas nuevas negociaciones.

Colombia no debe ni tiene por qué confiar en la guerrilla de las Farc o en sus voceros, pues más de una vez han defraudado la esperanza del pueblo colombiano, y sus palabras han perdido total peso, toda vez que sus acciones no han sido coherentes con su discurso. No obstante, no es en ellos en quienes debemos depositar nuestra confianza para estos diálogos de paz, sino en Juan Manuel Santos, quien determinará, como nuestro representante legítimo, qué se negociará y bajo qué condiciones. El discurso donde el mandatario anuncia la apertura de los diálogos de paz derrumba de plano aquellos argumentos de la oposición, que quiere dejar al país inmerso en un conflicto. En él afirma que no cesarán en ningún momento las operaciones militares, lo que impide un eventual fortalecimiento militar de las Farc; sostiene que no negociará a través de terceros intermediarios, lo que dejará por fuera de este escenario a personajes como Chávez que tanto escalofrían a los colombianos.

Santos dejó claro de antemano, y con total firmeza, que los derechos de las víctimas serán defendidos y respetados, que en el supuesto en que se dé un acuerdo de paz, se exigirá la restitución de las tierras y el esclarecimiento de la verdad, por lo que la impunidad, vista desde la perspectiva de las víctimas, desde ya no es una opción para él. El Presidente le apuesta a la paz, sin concesiones a las Farc, sin despejes ni cese de operaciones, y con total cautela, asumiendo los costos políticos que puede conllevar un proceso de paz fallido, y previniendo las consecuencias negativas que puedan devenir para la Nación. Su función como Jefe de Estado y de Gobierno es garantizar la seguridad y promover la paz, llevando a su fin el conflicto armado, y los colombianos debemos unirnos a esta moción, sin falsas ilusiones, porque lo que Colombia quiere y necesita es la paz.

Bajo las garantías que Santos ha anunciado al país para iniciar este proceso, es poco lo que podemos perder, en comparación a lo que podemos ganar en la eventualidad en que estas negociaciones terminen en un acuerdo de paz, y en el abandono de la lucha armada de las Farc. No es reprochable el escepticismo de un país al que le cuesta creer en las buenas intenciones de un grupo guerrillero que tanto daño le ha hecho al país, pero sí lo es que hayan enemigos de la paz, que prefieran seguir con la guerra que tantos costos nos deja y que impide el crecimiento de nuestro Nación. Los colombianos debemos apoyar los procesos de paz, porque son una alternativa para acabar con el conflicto, sin que ello nos lleve a enceguecernos por la ilusión, pues lo sabe Santos y lo sabemos los colombianos, este proceso tiene más oportunidades de prosperar frente al anterior, pero eso no garantiza su éxito.

Fuente: http://www.elheraldo.co/opinion/columnistas/la-apuesta-por-la-paz-80603
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!


Retourner vers « Discussions générales/Discusiones generales »

Qui est en ligne

Utilisateurs parcourant ce forum : Aucun utilisateur enregistré et 2 invités