La tragedia de la etnia (y especialmente de los niños) wayuu en la Guajira

Règles du forum
Soyez courtois ! / Recuerde ser cortés
Vous pouvez poster vos messages en espagnol / Puede publicar sus mensajes en español
Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Un drama de nunca acabar

Message : #8488 Darloup
31 oct. 2017, 06:40

Ignacio Romero Sulbarán Jusayu, ese era su nombre. Pero para muchos no pasará de ser una cifra, el número 27. El viernes se convirtió en otra víctima mortal de la desnutrición infantil en La Guajira. Ignacio era su nombre, y apenas tenía un año de edad.

Su historia es similar a la de los 26 niños wayuu que han muerto a causa de complicaciones asociadas al hambre, solo en los diez meses que van de 2017.

El niño llegó remitido al Hospital San José de Maicao desde el centro de salud de Siapana, en la Alta Guajira, con tos, dificultad respiratoria y fiebre, pero además presentaba una desnutrición aguda, informaron los galenos. El 26 de octubre tuvo una falla multisistémica que complicó su estado y presentó un paro cardiorrespiratorio que le causó la muerte. Su cuerpo fue llevado a la comunidad wayuu donde vivía con su familia.

El caso de Ignacio, como todo el país lo sabe, es el común denominador en esta zona abandonada de Colombia. Según el último boletín epidemiológico de la Secretaría de Salud departamental, se han encontrado 793 menores de 5 años con desnutrición aguda y 414 niños con bajo peso al nacer solo en 2017.

En 2016 murieron 88 niños indígenas por desnutrición, y en 2015 se habían reportado 37 casos, lo que significó un aumento del 137%.

El líder indígena Javier Rojas Uriana logró en 2015 que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, decretara medidas cautelares en favor de los wayuu, pero los programas anunciados por el Estado no han tenido el impacto que se esperaba, como lo demuestran los casos registrados este año.

En estas comunidades las necesidades básicas siguen siendo un lujo, empezando por el agua potable y el saneamiento. Y para colmo, los dineros destinados al Plan de Alimentación Escolar del Ministerio de Educación y al programa Primera Infancia, del Bienestar Familiar, han sido saqueados por operadores y funcionarios públicos, algunos de los cuales han terminado presos.

Otro de los grandes problemas es que, por razones culturales, los miembros de esta comunidad indígena se resisten a que sus hijos sean atendidos por médicos tradicionales. Para prevenir que esta situación ponga en riesgo la vida de cientos de pequeños, los defensores de familia tienen orden de colocar bajo protección inmediata del Bienestar a todo niño cuyos padres se opongan. Sin embargo, se requiere una verdadera política estatal para frenar este drama de nunca acabar, más que pañitos de agua tibia.

Fuente: https://www.elheraldo.co/editoriales/un-drama-de-nunca-acabar-416847
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Nada ha cambiado en La Guajira

Message : #8782 Darloup
04 avr. 2018, 03:46

La Defensoría del Pueblo demandó más acciones del Gobierno para frenar la muerte de niños wayuu por desnutrición o causas asociadas a esta, al conocerse que en apenas tres meses de 2018 la cifra de fallecidos asciende a 16.

Las cifras no dan muestra de que el panorama para los niños de La Guajira haya cambiado o esté en proceso de mejora. En apenas tres meses de 2018 han muerto 16 menores wayuu, según el Instituto Nacional de Salud, por lo que la Defensoría del Pueblo demandó ayer más acciones del Gobierno para frenar esta tragedia.

Entre 2012 y 2016 murieron en La Guajira 244 niños por desnutrición y causas asociadas a esta, lo que revela que, a pesar de las tareas emprendidas por el Gobierno, no ha sido suficiente.

“Con la tendencia que tenemos este año, cuando van 16 fallecimientos por esta causa, al finalizar el 2018 llegaremos a 64 niños muertos por desnutrición, ¿y qué vamos a hacer para que esto no ocurra?”, cuestionó ayer en Riohacha el defensor nacional del Pueblo, Carlos Negret.

El problema del hambre y la sed que afecta a las comunidades indígenas vulnera, según la Defensoría, los derechos a la vida, a la salud y a la seguridad alimentaria y nutricional, especialmente de los niños de esta etnia.

Las cifras ya son dramáticas, pero podrían ser mucho peores si se toma en cuenta que gran parte de la extensión ocupada por el pueblo wayuu no cuenta con presencia estatal, por lo que no existen registros precisos de nacimientos y muertes. Los datos que se conocen a la luz pública son los de los menores que alcanzan a recibir atención en centros de salud.

Es lamentable que una de las regiones más explotadas por la extracción de sus recursos naturales (gas, carbón) no garantice el acceso de sus niños al servicio de agua potable ni a una alimentación que favorezca su crecimiento.

Al respecto, entes de control e investigación como la Fiscalía, Contraloría y Procuraduría han puesto el dedo en la llaga sobre las escandalosas cifras de corrupción en los contratos de alimentación escolar en La Guajira, realizados a través del programa PAE.

En julio de 2016, la Corte Suprema de Justicia ordenó al Gobierno estructurar y ejecutar un plan para solucionar la problemática de desnutrición y salud de los niños indígenas de La Guajira, y en agosto de 2017 el Consejo de Estado solicitó tomar medidas de urgencia para salvaguardar la vida e integridad del pueblo wayuu. Sin embargo, las cifras reveladas por la Defensoría son contundentes: poco o nada ha cambiado.

Aunque es una tarea titánica modificar décadas de abandono estatal, ya es hora de que las acciones emprendidas por el Gobierno empiecen a operar transformaciones en una de las zonas más ricas de Colombia, pero que, literalmente, se muere de hambre.

Fuente: https://www.elheraldo.co/editoriales/nada-ha-cambiado-en-la-guajira-477672
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

La crisis humanitaria en La Guajira no da tregua

Message : #8791 Darloup
09 avr. 2018, 06:37

Image
Madres wayuu atienden a sus hijos hospitalizados en La Guajira, mientras que la Defensoría pidió la atención al Gobierno Nacional.


Por Sandra Guerrero

Este año han muerto 16 niños por desnutrición o causas asociadas a esta. Si la tendencia continúa, se prevé que al finalizar 2018 los menores fallecidos serán más de 60, afirmó la Defensoría del Pueblo.

“Quiero tener agua potable fría”, fue la petición de una niña wayuu de la ranchería El Paraíso, ubicada a 16 kilómetros de Riohacha, al defensor del pueblo Carlos Negret Mosquera, quien estuvo recientemente en La Guajira.

Es un deseo que tienen miles de indígenas que en su mayoría viven de manera dispersa en esta hermosa y rica tierra que poco le han dado, pero muchos les han quitado.

El funcionario presentó en Riohacha un informe sobre la crisis humanitaria en esta región, que ha provocado la muerte de 16 niños este año por desnutrición o causas asociadas a esta, según el Instituto Nacional de Salud y que también se ha llevado la vida de 244 menores entre los años 2012 y 2016, según cifras entregadas por el Dane. El año pasado las muertes fueron 37.

Son muchas las razones que se han expuesto en foros, debates, discusiones y diagnósticos por las cuales estos niños mueren de hambre: la corrupción, la sequía, la migración venezolana, la inseguridad alimentaria e incluso los usos y costumbres de la etnia wayuu, entre otras.

Sin embargo, el más determinante es la falta de agua potable en los territorios indígenas, donde se abastecen para su consumo y preparación de alimentos de jagüeyes o pozos, muchos de los cuales fueron construidos hace cerca de 60 años.

Según la Defensoría del Pueblo, el Gobierno Nacional ha llevado a cabo varios proyectos en La Guajira en el marco de la Alianza por el Agua y la Vida, pero “los informes presentados no evidencian los avances en la cobertura del acceso al agua potable de la comunidad wayuu”.

Igualmente, indica que se desconocen cuántas personas efectivamente están accediendo a esta agua potable. “Para la entidad esto es un abierto desconocimiento de las órdenes judiciales y la medida cautelar de la CIDH”, asegura el organismo.

Se refiere a varios fallos en los que se ordena al Estado proteger y velar por los derechos del pueblo wayuu, especialmente los niños.

Uno de ellos se produjo en diciembre del 2015, por parte de la Comisión de Derechos Humanos CIDH, que otorgó medidas cautelares a favor de los niños, niñas, adolescentes de las comunidades del pueblo wayuu de Uribia, Manaure, Riohacha y Maicao, las cuales fueron ampliadas en enero del 2017 a favor de “las mujeres gestantes y lactantes de la comunidad indígena”.

Igualmente, el Tribunal Superior de Riohacha, a través de una acción de tutela, amparó los derechos a la vida, la integridad física, salud, seguridad social, alimentación equilibrada y acceso al agua potable de los niños, niñas menores de cinco años de la etnia wayuu.

En la audiencia llevada a cabo en Riohacha, el defensor Negret afirmó que “a pesar del esfuerzo administrativo, técnico y financiero del Gobierno, se requieren decisiones inmediatas que permitan que el accionar de las entidades públicas y privadas garantice los derechos de toda la comunidad wayuu”.

“Las cifras son catastróficas y los resultados demuestran que aún no se logra garantizar el derecho a la vida y a la salud en condiciones plenas”, enfatizó y agregó que “con la tendencia que tenemos este año, cuando van 16 fallecimientos por esta causa, al finalizar el 2018, tendremos 64 niños muertos por desnutrición, ¿y qué vamos a hacer para que esto no ocurra?”.

Image
Miembros de una comunidad wayuu, durante el funeral de un niño indígena fallecido por desnutrición.


Negret recomendó que en materia de seguridad alimentaria es necesario que se formule un plan de acción a corto, mediano y largo plazo que garantice la disponibilidad de alimentos de calidad, el acceso y consumo.

“En el abordaje del derecho a la salud se debe ir más allá del discurso ante la realidad encontrada por la entidad. La cobertura de afiliación no ha logrado llegar al 100% de la población. Así mismo, la Defensoría encontró que no hay insumos para medir el acceso en condiciones de oportunidad y pertinencia a la población”, precisó.

Dijo igualmente que en la medida que no se cuente con sistemas de información articulados e intersectoriales se dificulta la toma de decisiones oportunas por parte de las entidades que intervienen y de la misma comunidad.

“La Defensoría no solo ha venido alertando y advirtiendo la grave problemática de vulneración de derechos, sino que ha formulado de manera oportuna recomendaciones con base en evidencias claras y precisas, identificadas en comunidades indígenas de Riohacha, Manaure, Maicao y Uribia”, indicó.

A este se le agrega que de acuerdo a las cifras del Dane, durante el 2017 La Guajira no avanzó en la lucha por reducir la pobreza. Mientras ella se redujo 1.1% en lo nacional, en La Guajira se movió negativamente en 0,1%.

Los wayuu y Defensoría

El líder wayuu Javier Rojas, peticionario de las medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a favor del pueblo wayuu, afirmó que las acciones del Estado son mínimas frente a la problemática que viven los indígenas.

“Las muertes no han parado, porque cada semana estamos recibiendo el reporte de uno, dos y hasta tres niños muertos por desnutrición o causas asociadas, y se lo hemos dicho al Gobierno Nacional, pero no están interesados en cumplir las medidas cautelares”, aseguró.

La líder de la comunidad de Provincial en el municipio de Barrancas María Cristina Figueroa Bouriyu aseguró en la audiencia defensorial, que “la desnutrición es un tema de profundidad, en el que se deben entender las particularidades territoriales y no puede ser tocado fuera de las comunidades indígenas afectadas”.

Por su parte, Angélica Ortiz, del movimiento Fuerza de Mujeres Wayuu, asegura que el grave problema es el agua, la cual no ha llegado a todas las comunidades, y dice que este es el tema más sensible en la crisis que enfrentan.

“Queremos que los proyectos sean a largo plazo y no inmediatistas, los cuales en vez de solucionar el problema, crean otros como la contaminación”, afirmó.

El pasado febrero estuvo en La Guajira una delegación de Emiratos Árabes Unidos junto al viceministro de Agua y Saneamiento Básico, Jorge Carrillo, quien dio a conocer el proyecto piloto de pilas públicas diseñado por Minvivienda como un modelo alternativo para el abastecimiento de agua potable a las comunidades indígenas wayuu en la zona rural de este departamento.

El departamento está intervenido

La gobernadora encargada de La Guajira, Tania Buitrago, asegura que desde que llegó al cargo en noviembre de 2017 no ha dejado de trabajar por los niños de este departamento. “Nos duelen esas muertes, y por eso hemos hecho un llamado permanente al Gobierno Nacional, que ha respondido positivamente”, indicó.

Recordó que los servicios de salud, educación y agua en el Departamento están intervenidos y cada uno de estos sectores es responsabilidad de los ministerios.

“Estas muertes se deben también a muchos factores, como la falta de agua potable, de proyectos productivos y su sostenibilidad, también tenemos problemas de coordinación y de engranaje de las iniciativas, porque hay comunidades donde nunca se ha llegado”, explicó.

Precisamente, la mandataria junto a la directora del ICBF, Karen Abudinén, dieron a conocer lo que se ha denominado la ‘Operación Guajira’, una jornada en la que 600 funcionarios de todo el país están trabajando durante diez días en esta región para llegar a 240 comunidades indígenas que no están siendo atendidas.

Según Abudinén, “esta cruzada sin antecedentes en la historia del ICBF, permitirá llegar a zonas muy alejadas en la geografía de La Guajira para identificar factores de riesgos para las comunidades, familias y personas que necesitan atención por parte de las entidades del Estado”.

Fuente: https://www.elheraldo.co/la-guajira/la-crisis-humanitaria-en-la-guajira-no-da-tregua-479626
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6434
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

La tragedia de la etnia (y especialmente de los niños) wayuu en la Guajira

Message : #8795 Darloup
16 avr. 2018, 04:29

Image
Bienestar Familiar.


Por Sandra Guerrero

Durante los primeros seis días de la denominada Operación Guajira en la que se han atendido 3.290 familias de 240 comunidades wayuu

Durante los primeros seis días de la Operación Guajira que lleva a cabo el ICBF en este departamento, se detectaron 248 niños que están en riesgo de desnutrición, 8 de ellos con un grado de desnutrición severa, los cuales fueron reportados a la secretaría de Salud para que sean atendidos.

La directora de la institución, Karen Abudinen Abuchaibe, entregó un balance parcial de esta jornada indicando que se han vinculado cinco mil niños a los programas de Primera Infancia de los municipios de Riohacha, Fonseca, Uribia, Manaure y Maicao, así como del corregimiento de Nazareth en la Alta Guajira.

Dijo que han sido 51 los menores que fueron encontrados en malas condiciones de salud, los cuales fueron trasladados a centros de salud. De estos, 10 casos son de Uribia, 8 de Manaure, 8 de Riohacha, 7 de Maicao, 5 de Fonseca y 13 de Nazareth.

“Esta titánica tarea que hemos llevado a cabo en La Guajira es una muestra del compromiso del ICBF por el bienestar de los niños, niñas y adolescentes de esta región. Es el resultado de un trabajo de equipo en el que han participado 680 funcionarios de todo el país”, manifestó.

Hasta el momento se ha llegado a 3.290 familias, cumpliendo el 80% de la meta proyectada, valorando nutricionalmente a 6.385 niños, 260 mujeres gestantes, 47 de ellas con bajo peso para la edad gestacional, de las cuales 15 fueron remitidas a centros de recuperación nutricional, 14 en Riohacha y una en Manaure.

“También hemos entregado 110.736 cajitas de bienestarina líquida para niños menores de cinco años, 7.028 bolsas de bienestarina en polvo para los niños y 839 para mujeres gestantes y en período de lactancia”, agregó Abudinen.

En las rancherías visitadas se logró identificar 182 casos de vulneración de derechos, ya sea por abuso sexual, explotación o abandono, de los cuales 173 ya están siendo atendidos y verificados por un defensor de familia.

Image
Bienestar Familiar.


“Nueve de estos casos tienen abierto ya un proceso de restablecimiento de derechos”, explicó.

Igualmente se lograron vacunar 1.014 niños, 702 de ellos menores de cinco años y se iniciaron los trámites para afiliar a 1.000 niños que no tenían ninguna clase de vinculación a salud.

Un niño venezolano murió

El pediatra asesor del ICBF, Abudi Dasuki, reportó la muerte de un niño venezolano de un año y nueve meses de edad que fue encontrado por uno de los equipos de la Operación Guajira.

“Ese mismo día había llegado el niño y tenía quince días con diarrea, fiebre y vómito en el hospital de Maracaibo, por lo que la mamá llegó al puesto donde había atención a los ciudadanos de ese país y de inmediato lo trasladamos al hospital, pero falleció por un shock séptico y una desnutrición severa”, explicó el médico.

Agregó que en la Operación Guajira se atendieron 272 familias venezolanas, brindándole toda la oferta institucional del ICBF.

Fuente: https://www.elheraldo.co/la-guajira/icbf-encontro-248-ninos-con-riesgo-de-desnutricion-en-la-guajira-481224
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!


Retourner vers « Discussions générales/Discusiones generales »

Qui est en ligne

Utilisateurs parcourant ce forum : Aucun utilisateur enregistré et 1 invité