FARC y ELN: ¿Paz por fin?/Enfin la paix?

Règles du forum
Soyez courtois ! / Recuerde ser cortés
Vous pouvez poster vos messages en espagnol / Puede publicar sus mensajes en español
Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6023
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Las cuatro condiciones que pide el Eln para concretar el cese del fuego

Message : #8204 Darloup
05 juil. 2017, 03:36

Image
Pablo Beltrán, en la instalación de la mesa de negociación con el Eln.


Por Colprensa

El no realizar acciones ofensivas entre este grupo insurgente y el Ejército colombiano figuran entre uno de los puntos. Hay interés en definir pronto ante la visita del Papa.

El Eln ha dicho que tiene voluntad para lograr concretar el cese el fuego bilateral con el Gobierno Nacional, y más por la visita del Papa Francisco a Colombia, pero también tiene condiciones.
Skip AdAd

En un reporte que entregó sobre el ciclo que terminó el pasado 29 de junio, el grupo guerrillero habla sobre las especificaciones de los temas que se han tratado y enumera una serie de puntos para lograr el cese que define como la no realización de acciones ofensivas entre las dos partes, “lo que se acompañaría con hacer alivios humanitarios, que rebajen intensidad al conflicto y beneficien a la población”.

Primero, expresa, debe acabar “la agresión contra el movimiento popular y las tendencias políticas que están por los cambios en Colombia, y tomar medidas concretas frente a las autoridades y los mandos de la fuerza pública, que están aliados con el paramilitarismo”.

Segundo, debe cesar “el incumplimiento de acuerdos de garantías en derechos humanos, adquiridos con el movimiento social”; tercero, “las acciones que provocan confinamiento, desplazamiento, bloqueo y control de alimentos, medicamentos y bienes necesarios para el trabajo y supervivencia de las comunidades”.

Cuarto, “la judicialización de los líderes sociales y de la protesta social”, y por último, “el hacinamiento infrahumano de la población carcelaria, con medidas efectivas de alivio humanitario”.

Esas serían las condiciones, según el reporte entregado, para lograr el cese con el que quiere ayudar la iglesia católica y el cual está dispuesto a decretar el presidente Juan Manuel Santos, pero si se ven acciones en pro de la paz por parte del grupo, según ha dicho. Pero todavía no hay nada concreto.

Mientras tanto, dice el Eln, la submesa especializada de la participación de la sociedad civil en el proceso logró avances sobre unas audiencias preparatorias. “Si el gobierno tiene voluntad, estas Audiencias se podrían realizar y terminar en el tercer ciclo, para obtener los elementos básicos de diseño del punto #1 de la agenda: ‘Participación de la sociedad en el proceso de paz‘”, se lee en un comunicado.

Fuente: https://www.elheraldo.co/politica/las-cuatro-condiciones-que-pide-el-eln-para-concretar-el-cese-del-fuego-378339
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6023
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Más de 7.000 miembros de las FARC han recibido amnistía

Message : #8213 Darloup
11 juil. 2017, 20:25

Image
Miembros de las FARC han recibido amnistías en cumplimiento del acuerdo de paz.


Más de 7.000 miembros de las FARC han recibido amnistías en cumplimiento del acuerdo de paz firmado con esa guerrilla a fines del año pasado, informó hoy el gobierno de Colombia.

La Presidencia dijo en un comunicado que "13 días después de completada la entrega de las armas individuales de los guerrilleros, en total 7.400 miembros de las FARC han resuelto su situación jurídica, de los cuales 6.005 han sido amnistiados por decreto y 1.400 por la vía judicial".

A este número se llega luego de que el presidente Juan Manuel Santos firmara este lunes un "decreto por el cual se concede amnistía por vía administrativa a 3.252 guerrilleros relacionados con delitos políticos y conexos", que están concentrados en las 26 zonas del país donde los excombatientes de las FARC completan su proceso de reinserción a la vida civil.

Según el gobierno, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tienen más de 12.000 miembros. De ese total, casi 7.000 son ahora excombatientes que están concentrados, más de 2.600 son milicianos o colaboradores y otros 3.100 estaban encarcelados.

La ley de amnistía aprobada tras la firma del acuerdo de paz establece dos formas de aplicar la amnistía: por vía administrativa y por vía judicial para guerrilleros presos, a la fecha unos 1.700.

Según el ministro de Justicia, Enrique Gil, lo que queda pendiente son "amnistías otorgadas por los jueces".

"Estamos trabajando con los abogados de las FARC, con el Consejo Superior de la Judicatura, en agilizar y buscar todos los mecanismos, porque el propósito del gobierno es cumplir como lo ha venido como lo ha venido haciendo", explicó Gil citado en el comunicado, sobre este asunto por el que la cúpula de la guerrilla ha presentado constantes denuncias de atrasos.

Los delitos amnistiables son únicamente los de corte político (como rebelión) y otros conexos (como uso de uniformes militares), pero los miembros de las FARC que sean señalados por otro tipo de crímenes deberán someterse a una jurisdicción especial también creada en el marco del acuerdo de paz.

Las FARC y el gobierno de Colombia firmaron la paz en noviembre pasado, tras cuatro años de negociaciones en Cuba, para poner fin a una confrontación armada de más de medio siglo.

Fuente: http://cambio.bo/?q=node/28857
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6023
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Des milliers de rebelles des Farc déjà amnistiés en Colombie

Message : #8212 Darloup
12 juil. 2017, 05:53

Image
Le président colombien Santos serre la main du leader des FARC Rodrigo Londono Echeverri.


Plus de 7.000 rebelles des Forces armées révolutionnaires de Colombie (Farc) ont été amnistiés afin qu'ils s'intègrent dans la société colombienne, écrit la BBC mardi. L'amnistie faisait partie des conditions du récent accord de paix conclu entre le mouvement rebelle et le gouvernement colombien.

Le président de Colombie, Juan Manuel Santos, a signé lundi un décret qui accorde la grâce à 3.600 membres des Farc. Au total, plus de 7.000 rebelles peuvent désormais s'intégrer dans la société colombienne.

L'amnistie était, avec le désarmement du groupe révolutionnaire, l'un des plus importants piliers de l'accord de paix signé l'an passé à Cuba. Le désarmement s'est clôt le mois dernier. Les rebelles ont livré leurs 7.000 armes enregistrées à la mission de l'Onu dans ce pays d'Amérique du Sud.

Les Farc se sont constitués durant la guerre civile en 1964. Un accord de paix a enfin été conclu en 2016, ce qui a valu le prix Nobel de la Paix au président Juan Manuel Santos.

Fuente: http://www.7sur7.be/7s7/fr/1505/Monde/article/detail/3205955/2017/07/11/Des-milliers-de-rebelles-des-Farc-deja-amnisties-en-Colombie.dhtml
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6023
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Y la implementación deñ acuerdo ¿en qué va?

Message : #8291 Darloup
10 août 2017, 04:47

Image


Por Juan Moreno

Mientras la entrega de las armas individuales se realizó el pasado 27 de junio y la extracción de las caletas avanza, el reto está en la reglamentación normativa al interior del Congreso.

Luego de que se firmara el primer Acuerdo entre el Gobierno Nacional y la guerrilla de las Farc en Cartagena el 26 de septiembre del año pasado, y de que posteriormente el país realizara el plebiscito del 2 de octubre, que dio como ganador a la opción del ‘No’, el 24 de noviembre de ese mismo año se firmó en el teatro Colón de Bogotá el ‘Nuevo Acuerdo de Paz’ entre las dos partes negociantes.

Con ese nuevo documento firmado, que además incluyó las observaciones y los ajustes que los líderes del ‘No’ le sugirieron al primer Acuerdo, la pelota pasó al Congreso, al que le tocó decidir en diciembre si refrendaba o no el último texto acordado.

De los 268 parlamentarios que tiene el país, 205 (130 en Senado y 75 en Cámara) se pronunciaron a favor de que se pusiera en marcha lo pactado.

Para los analistas, no obstante, dichos resultados tuvieron un alcance más político que jurídico, en la medida en que con ellos simplemente se le dio vida al pacto sin entrar a desarrollarlo a profundidad.

Así las cosas, fue hasta después de ese diciembre que inició el proceso paralelo de la implementación del Acuerdo: a un costado, la que se ha venido desarrollando al interior del Congreso (implementación normativa), y al otro, la ‘física’, que ha estado materializándose en los territorios.

De igual forma, desde esa fecha también empezó a correr el cronograma de los llamados ‘D+180 días’ en los que se tenía previsto la concentración de los guerrilleros en las zonas veredales, la entrega de sus armas y el tránsito final hacia la vida civil.


¿Qué son las Zonas Veredales?

Las Zonas Veredales y los Puntos Transitorios de Normalización fueron los espacios geográficos que se escogieron para que los guerrilleros se concentraran e hicieran dejación de su armamento, una vez se firmara el Acuerdo de paz.

Hoy en día, aún siguen allí esperando que la extracción del armamento entregado a la ONU finalice, para de esa forma dar el salto a la vida civil.

Cuando la extracción del material bélico termine, estas zonas pasarán a convertirse en Espacios Territortiales de Reincorporación, que fue una decisión que se tomó en el camino de la implementación. Es decir, no estaba explícitamente en el Acuerdo.

En el documento del pacto sí se estableció, no obstante, que una vez dejadas las armas, se crearan las condiciones de reincorporación de los excombatientes.

Así las cosas, el 30 de mayo, la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo Final, que fue el organismo creado por el pacto para hacerle vigilancia a la forma como se desarrollaba el Acuerdo (y que está integrada por miembros del Gobierno y de las Farc), informó que esas zonas se convertirían en espacios de reincorporación.

El argumento dado por la Comisión para esa conversión fue el siguiente: “Si ya se hizo la entrega de armas, lo mejor es que el proceso de reinserción a la vida civil empiece ahí mismo. No sería lógico que los exguerrilleros, ya sin armas, se movilizaran a otros lugares”.

Actualmente, solo dos de las 26 Zonas Veredales han terminado la extracción de todas las armas e hicieron el tránsito a espacios de reincorporación. La primera fue la de Monterredondo, en el Cauca, y la segunda, la zona veredal de Betania, en Nariño.


La polémica de las Zonas

En su momento, la ubicación, el tamaño y la cantidad de esas zonas no dejaron de causar polémica entre los sectores sociales y políticos del país.

Los detractores del Acuerdo afirmaron que se podía estar repitiendo la historia del Cagúan, cuando en medio del proceso de paz con el Gobierno de Andrés Pastrana las Farc obtuvieron una zona de distención de 42.000 kilómetros cuadrados en los que, de acuerdo con lo pactado en ese entonces, el Ejército no podía entrar.

La administración del presidente Santos, sin embargo, afirmó que “las Zonas Veredales no tendrían el mismo carácter, pues físicamente serían espacios más reducidos”.

Por otra parte, el Acuerdo estableció toda una serie de reglas de funcionamiento y de seguridad al interior y exterior de los puntos, con las que se garantizó que no hubiera riesgo alguno para la población civil circundante ni para los mismos guerrilleros. Esta fue la prueba de fuego del cese al fuego.

Según el documento, el Ejército tenía que hacer presencia a cierta distancia de los puntos para garantizar que las cosas estuvieran bajo control, y los guerrilleros debían comprometerse a no salir sin autorización y sin armas.

En el trasegar de estas zonas, hubo ocasiones en las que esas reglas se violaron tanto por la guerrilla como por el Gobierno. Unas veces de manera leve, y otras de forma severa.

Image


¿Por qué hubo guerrilleros fuera de las Zonas Veredales?

Uno de los aspectos que no dejó de sorprender a los colombianos fue el hecho de que sin haberse completado el proceso de entrega de armas y extracción de las caletas, algunos líderes guerrilleros estuvieron fuera de las zonas de concentración, participando en diferentes actos públicos.

Un episodio para recordar, por ejemplo, fue cuando el presidente del Congreso de ese entonces, el senador Mauricio Lizcano, no autorizó el 28 de abril la entrada de Iván Márquez y de Jesús Santrich al recinto del legislativo para que participaran en el Congreso Nacional de Paz, un evento que habían convocado distintas organizaciones sociales para celebrar el avance del proceso.

Tal como lo indicó en ese momento Lizcano a través de un comunicado, “el Congreso de la República es amigo de la paz y ha sido la institución más comprometida con la implementación de los acuerdos, lo que nos da la autoridad moral para ser los veedores del cumplimiento de los compromisos. Ellos ingresarán al Capitolio cuando entreguen las armas y si cometieron delitos de lesa humanidad, hasta que los tribunales de paz lo autoricen”.

Este hecho generó todo tipo de reacciones a favor y en contra. Sin embargo, correspondió más a una actitud política de parte de Lizcano, que a una violación a lo pactado o a un aprovechamiento de las Farc: “Se tomaron el Congreso”, se escuchó en varios sectores.

Lo cierto es que el Acuerdo de paz estableció en su apartado sobre el funcionamiento de las Zonas Veardales que “las Farc designan un grupo de 60 de sus integrantes que pueden movilizarse a nivel nacional en cumplimiento de tareas relacionadas con el Acuerdo de paz”. Y así mismo puntualizó: “Para estos desplazamientos, las y los integrantes de las Farc contarán con las medidas de seguridad acordadas entre el Gobierno Nacional y las Farc”.

Es decir, esos 60 hombres y mujeres estarían recorriendo el país sin armas y acompañados por miembros de la fuerza pública.


¿Cómo fue el proceso de desarme?

La dejación de las armas individuales por parte de las Farc, según el Acuerdo, sería un proceso gradual que se dividiría en tres etapas: el primer 30% del arsenal bélico se entregaría en el día D+90 (1 de marzo), el segundo 30% en el día D+120 (1 de mayo) y el 40% restante en el día D+150 (1 de junio).

Dicho proceso estaría acompañado por el llamado Mecanismo de Monitoreo y Verificación, el cual se conformaría por miembros del Gobierno, de las Farc y de la Organización de Naciones Unidas, ONU.

Cuando en su momento los medios de comunicación registraron la noticia de que el proceso de desarme se había aplazado, se estaban refiriendo a la entrega de ese último 40%, pues, según informó la misma ONU, las otras dos etapas sí se cumplieron según lo previsto en el cronograma.

El presidente Juan Manuel Santos, entonces, afirmó que el plazo para entregar el porcentaje restante se extendería 20 días más, y ya no sería el 1 sino el 20 de junio cuando las Farc entregarían la totalidad de las armas.

Así mismo, dio el anuncio de que las Zonas Veredales se extenderían hasta el 1 de agosto.

Ahora bien, ¿cuál fue la razón de este aplazamiento? El mismo mandatario reconoció en ese momento que “por retrasos acumulados por cuenta de los problemas logísticos en la construcción de las Zonas Veredales, era necesario ampliar el plazo de la entrega de armas”.

Lo cierto es que el Gobierno Nacional tuvo retrasos en la adecuación de esos puntos de concentración, observándose incluso en muchos de ellos cambuches improvisados por parte de los miembros de las Farc.

Aplazada la fecha de la última entrega, fue hasta el martes 27 de junio que se registró, en un evento simbólico en la Zona Veredal de Mesetas, Meta, la finalización del proceso de dejación de armas por parte de las Farc.

El lunes 26, la Misión de la ONU, cabeza del componente internacional del Mecanismo de Verificación, anunció a través de un comunicado de prensa que tenía en sus manos el total de las armas individuales de la guerrilla: 7.132 fusiles.


Las caletas

El proceso de entrega de las armas individuales transcurrió entre escepticismo y optimismo.

Sectores de la población colombiana, incluso hoy en día, siguen sin confiar en el proceso de desarme de las Farc. Existe, entre algunos, una pregunta que no deja de causar inquietudes: ¿Y qué pasa con las caletas?

Este cuestionamiento tuvo su mayor grado de tensión luego de que el Ejército encontrara una caleta con arsenal bélico perteneciente al frente 48 de las Farc en Puerto Leguízamo, Putumayo, el 20 de abril del presente año, justo cuando se estaba adelantando el proceso de dejación de las armas individuales en las Zonas Veredales.

Dicho hallazgo generó todo tipo de dudas y reacciones sobre la forma como se estaba adelantando el proceso de desarme, e incluso se llegó a afirmar que era muestra de que la guerrilla le estaba haciendo trampa a lo pactado.

El Acuerdo de paz, no obstante, estableció en su articulado que en ese plazo de los 180 días para el desarme total, “las Farc entregarían las coordenadas de los depósitos (caletas) del armamento inestable”.
La guerrilla, en efecto, dio a conocer que tenía 949 caletas con armas.

La Misión de la ONU en Colombia, por su parte, ha reconocido que el proceso de la extracción de las caletas ha sido “difícil” por las condiciones logísticas y de seguridad en los lugares donde están georreferenciadas.

El 27 de junio, cuando se hizo el acto simbólico de la entrega de las armas individuales, la ONU informó que se habían extraído 77 caletas.

Más adelante, el 7 de julio, el organismo internacional anunció que había recopilado información sobre los puntos de ubicación de 660 caletas y que se había completado la planificación de extracción del armamento concentrado en 456 de las caletas localizadas. A esa fecha, iban 94 extraídas.

El 12 de julio se habían extraído 105 caletas y el 27 de julio, 304.

La Misión ya afirmó que acompañará el proceso de verificación sólo hasta el 1 de septiembre, y que de ahí en adelante “será responsabilidad del Gobierno y de las Farc”.

Image
La entrega de las armas de las Farc ha sido uno de los momentos clave del proceso.


La normativa

Con la instalación de la última legislatura del Congreso el pasado 20 de julio, mucho se dijo sobre los retos que tendría por delante el legislativo para poder culminar la implementación normativa del Acuerdo de paz firmado entre el Gobierno y las Farc.

Por mencionar tan solo uno, está el factor tiempo.

Al encontrarse en escenarios preelectorales, los parlamentarios se centran en sacar adelante su campaña reeleccionista y reducen su presencia en el legislativo.

El fast track, que es el mecanismo legislativo a través del cual se tramitan todos los proyectos de paz, tiene vigencia hasta diciembre de este año.

Es decir, el legislativo cuenta tan solo con un semestre para poder sacar a delante los proyectos y las iniciativas que ya se encuentran radicadas, pero también aquellas que se presentarán luego de que terminé su construcción.

En total, de acuerdo con información del Ministerio del Interior, quedan en lista de espera por ser discutidos y aprobados 18 proyectos.

Tres de los principales proyectos que aún están a la espera de aprobarse son la ley que reglamenta la Justicia Especial de Paz (JEP), la Reforma Política y las Circunscripciones Especiales de Paz.

La ley reglamentaria de la Justicia Especial de Paz fue radicada por segunda vez en el Congreso, pues antes de que terminara la legislatura pasada el Gobierno la retiró, según indicó, para hacerle unas modificaciones y precisiones.

Sin embargo, El HERALDO informó en su momento que la iniciativa había sido retirada porque al tratarse de una ley estatutaria, esta tenía que tramitarse en una misma legislatura, lo cual no pudo realizarse porque físicamente no había más tiempo.

Así las cosas, el proyecto inició esta semana su trámite vía fast track (4 debates), para posteriormente pasar a revisión de la Corte Constitucional, y, una vez finalizada esa etapa, poner a andar todo el andamiaje operativo del punto que quizá más polémica ha generado alrededor de los Acuerdos de paz: el de la justicia transicional.


Las observaciones y críticas a la JEP

Las críticas, dudas y observaciones hacia la JEP no han dejado de manifestarse desde diferentes sectores de la sociedad civil, como, por ejemplo, el empresariado del país.

Este ha expresado que se necesita tener claridad sobre la forma como actuará el sistema de justicia, de modo que se evite una “cacería de brujas”.

“Requerimos que las tareas concernientes a la construcción de la verdad del conflicto no estén encaminadas a igualar a aquellos que han hecho parte activa del conflicto, como las Farc, a actores de la sociedad civil que han sufrido las consecuencias de sus acciones”, se leyó en una carta que envió el Consejo Gremial al presidente Santos.

La preocupación de los privados radica en las responsabilidades que podrían llegar a pagar una vez entren a los procesos judiciales en los que tengan que contar la verdad.

Según indican, el hecho de que muchas veces hayan tenido que financiar a los grupos armados por razones de fuerza, como la extorsión, es motivo para que se les exima de responsabilidades judiciales mayores.

Otros sectores, por el contrario, asumen que ello afectaría la consolidación del elemento transversal del punto de justicia transicional: la verdad. Según explican, es necesario que los terceros civiles, quienes en muchas ocasiones financiaron grupos al margen de la ley, cuenten y comparezcan ante los tribunales de paz.

Por su parte, el ministro del Interior, Guillermo Rivera, explicó al momento de radicar el proyecto en la secretaría del Congreso que sólo tendrán que comparecer ante la justicia transicional quienes hayan sido “determinantes en la comisión de delitos de lesa humanidad”.

Rivera dijo que en las demás faltas, los terceros podrán acogerse a este sistema o a la justicia ordinaria.


La línea de mando

Otro de los aspectos del proyecto reglamentario de la JEP es que dejó en claro la responsabilidad del mando de las Farc, que era algo que ya se había establecido para los miembros de la Fuerza Pública. De acuerdo con el documento, y tal como ocurrirá con estos últimos, los jefes de la desmovilizada guerrilla tendrán que asumir la responsabilidad por los delitos cometidos por sus subordinados.

“La responsabilidad de los mandos de las Farc por los actos de sus subordinados deberá fundarse en el control efectivo de la respectiva conducta, en el conocimiento basado en la información a su disposición antes, durante y después de la realización de la respectiva conducta, así como en los medios a su alcance para prevenirla, y de haber ocurrido adoptar las decisiones correspondientes”, se lee en el documento del proyecto.

En otras palabras, así algún comandante no hubiese ordenado o estado presente en la realización de algún delito, de igual forma tendrá que responder por ese accionar, en la medida que, habiendo podido evitarlo, no hizo nada al respecto.

Frente a la estructura de la JEP, esta estará conformada por los siguientes órganos: la Sala de Reconocimiento de Verdad, de Responsabilidad y de Determinación de los hechos y conductas, el Tribunal para la Paz, la Sala de Amnistía o Indulto, la Sala de Definición de situaciones jurídicas, y la Unidad de Investigación y Acusación, la cual deberá satisfacer el derecho de las víctimas a la justicia cuando no haya reconocimiento colectivo o individual de responsabilidad.

La escogencia de los magistrados del Tribunal de Paz, que entre otras cosas fue algo que criticaron los sectores opositores a la implementación de la JEP por considerar que quienes llegarían allí favorecerían a las Farc, está adelantándose por parte del Comité de Escogencia y se espera que esté lista para el próximo 26 de septiembre.

Image


Reforma política

Otro de los proyectos que se encuentra en el tintero para que se inicie su discusión al interior del Congreso es el de la reforma política y electoral, el cual que no ha dejado de causar polémica y tensiones entre los partidos políticos y otros sectores de la sociedad civil como la Misión de Observación Electoral (MOE).

Este martes, en audiencia pública realizada en la Cámara de Representantes, los partidos minoritarios presentaron una lista de puntos que consideran son los más importantes a tener en cuenta en dicha reforma.

Allí se encuentra, entre otras, la solicitud de que se puedan materializar las coaliciones en las elecciones a corporaciones públicas y que se reestructure la financiación de las campañas y de la arquitectura institucional, entre otras.

De lo que se trata para los minoritarios con estas propuestas es de poder mantener su vigencia durante los próximos años y abrir la participación a las minorías.

“No queremos salir de la actividad política, queremos mayor participación de las minorías”, afirmó Alirio Uribe, miembro del Polo Democrático.

Por su parte, la Misión de Observación Electoral (MOE) ha recalcado que su principal interés radica en que la nueva autoridad electoral -es decir, el Consejo Electoral Colombiano (CEC) que reemplazaría al actual Consejo Nacional Electoral (CNE)- mantenga su origen no político.

En ese sentido, la MOE insiste en que la selección de los miembros de la nueva autoridad debe realizarse a través de las altas cortes y no de los partidos políticos. Posición esta que no comparte el Consejo de Estado, que en cabeza de su presidente, Jorge Ramírez, afirmó que dicho origen político debe mantenerse.

“Para nosotros debe mantenerse el origen político del Consejo Nacional Electoral, dotarlo de autonomía administrativa y presupuestal, y fortalecer los organismos auxiliares de naturaleza administrativa que apoyen al CNE en el cumplimiento de sus funciones. Debe ser un órgano de carácter administrativo y no de policía judicial”, afirmó Ramírez este martes.

Para la MOE, que se mantenga esa forma de seleccionar a los miembros del CNE es un riesgo, pues de esa forma se garantiza que no se puedan llevar a cabo procesos de justicia electoral efectivos, Otro de los aspectos relacionados con esta iniciativa fue la advertencia que hizo la representante Angélica Lozano, de la Alianza Verde, sobre la posibilidad de que en el proyecto radicado por el gobierno se estuviera colando un ‘mico’: la eliminación de las causales de pérdida de investidura.

“La reforma política trae un orangután y es que elimina tres causales de pérdida de investidura que trae hoy el artículo 183 de la Constitución. La pérdida de investidura es el mejor y el más drástico instrumento de sanción contra un político por distintas causales, aquí lo desaparece el gobierno sin argumentar por qué quita la casual de violación al régimen de inhabilidades, la indebida destinación de dineros públicos y el tráfico de influencias”, afirmó la congresista.

Lozano enfatizó que “es perverso que la reforma política sea aprovechada para hacer más laxa, para flexibilizar la pérdida de investidura que hoy tiene una sanción de por vida”.


Circunscripciones especiales de paz

Con este proyecto se busca que las organizaciones de base de los territorios que fueron azotados por el conflicto armado puedan ejercer su participación política accediendo a 16 curules durante dos periodos constitucionales en la Cámara de Representantes.

El debate, en este caso, se ha centrado en dos aspectos. Por un lado, algunos congresistas han argumentado que se debe garantizar la seguridad en esos territorios, de forma tal que no haya cooptación de esos espacios políticos por parte de grupos al margen de la ley.

Algunos, como los parlamentarios del Centro Democrático, incluso han vaticinado que las Farc tendrían capacidad de incidir en esos nichos electorales, aun cuando el proyecto deja explícita la prohibición de que ello suceda.

Otros, por el contrario, lo que han argumentado es que lo que los partidos políticos buscan es participar en esas circunscripciones de forma que puedan aumentar su capacidad representativa al interior del Congreso.

Será un semestre de muchas tensiones en el Congreso ya que el Gobierno se juega su principal carta precisamente en vísperas de elecciones.

Fuente: https://www.elheraldo.co/politica/y-la-implementacion-del-acuerdo-en-que-va-390093
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6023
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

La encrucijada de las Farc por el nombre de su partido político

Message : #8399 Darloup
04 sept. 2017, 02:26

Image


Por Juan Moreno

Al mantener la misma sigla, el nuevo partido se cohesiona internamente, pero se enfrenta al reto de romper el estigma tras más de 50 años de lucha armada.

Los 1.200 delegados de las Farc que se dieron cita durante cinco días esta semana en la ciudad de Bogotá para decidir los lineamientos del nuevo partido político, tuvieron entre sus álgidas discusiones un tema de vital importancia para el futuro de esa colectividad: escoger el logo y el nombre con los que se le identificará, ahora que recorrerá el camino de la política legal.

La decisión no era un asunto menor. A partir de ella, el movimiento tenía que resolver la encrucijada de elegir entre mantener la unidad al interior de sus bases, o ampliar sus apoyos políticos externos. Además, se estaba jugando su imagen frente a una población expectante por confirmar si lo que vendría sería un cambio o una especie de continuismo.

Para nadie es un secreto la carga negativa que muchos colombianos tienen respecto a las Farc por los hechos de violencia que cometieron en los más de 50 años de guerra contra el Estado; por tanto, la elección del nombre se configuraba, de alguna forma, en la oportunidad para dar un primer paso en la estrategia política de ‘ganar puntos’.

Lo que se estableció

Los delegados del congreso constitutivo tuvieron la oportunidad de considerar, en cuanto al nombre, dos opciones de las cuales resultaría una definitiva.

Por un lado, estaba la opción ‘Nueva Colombia’, impulsada por Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, y, por otro, la de mantener la sigla ‘Farc’, aunque con un significado diferente, que tuvo el apoyo de la llamada ‘línea dura’ de Iván Márquez y Jesús Santrich.

La diferencia de la votación habló por sí misma. Con 628 comicios, la mayoría del congreso determinó que el nuevo partido se llamaría Fuerza Alternativa Revolucionara del Común, Farc. La otra opción, ‘Nueva Colombia’, obtuvo tan solo 264.

La razón de las siglas

Ahora bien, ¿por qué la balanza se direccionó a mantener las antiguas siglas? De acuerdo con los analistas, en la decisión ganó la necesidad de mantener todo el bagaje histórico e identitario que significó llevar por tanto tiempo esas siglas, cuestión que a la vez implicó perder en términos de imagen con el común de la gente.

Tal como afirmó Juan Carlos Rodríguez, codirector del Observatorio de la Democracia de la Universidad de los Andes, para las Farc “era muy difícil satisfacer simultáneamente los dos propósitos de mantener la cohesión en su interior, por un lado, y mejorar sus prospectos electorales, por otro”.

“Las Farc, en parte por la forma como tomaron la decisión (con votación de sus miembros), simplemente optó por el segundo”, concluyó Rodríguez.

Por su parte, para Luis Fernando Trejos, director del Instituto de Desarrollo Político e Institucional de la Universidad del Norte, que la exguerrilla haya decidido mantener su identidad interna “es reflejo de que la militancia que estuvo en armas es la misma que se va a trasladar al escenario político, y desde ese punto de vista, mantener las siglas significó que se mantiene viva toda una historia y unos símbolos”.

Por lo tanto, añadió Trejos, la apuesta que hizo la exguerrilla fue a nivel interno, pues al cambiar las siglas “se hubieran borrado 53 años de historia que ellos construyeron a partir de metarrelatos y héroes propios, como por ejemplo Manuel Marulanda”.

El propio Iván Márquez, en una rueda de prensa al finalizar el congreso, afirmó que “a pesar de que para algunos las siglas representaran algo negativo, estas simbolizas nuestro pasado histórico que no se va a desdibujar. Vamos a continuar con el conflicto, pero en otro terreno, en el de la política legal”.

Image
Miembros de la nueva Farc luego de la rueda de prensa de clausura del congreso constitutivo de su partido.


¿Una decisión conveniente?

Electoralmente hablando, muchos analistas coinciden en que fue un gran error de las Farc el haber decidido mantener sus siglas.

De acuerdo con José Penso, experto y consultor en marketing político, “si bien el movimiento escogió seguir con su marca pensando en un posible nicho cercano, al momento de analizar el contexto más amplio, esa misma marca no es favorable, pues despierta sentimientos negativos en la mayoría del electorado”.

“Si ellos pensaban ampliar su base han debido hacer una marca mucho más amplia e incluyente que a la vez permitiese dejar atrás el pasado de violencia del nombre Farc”, puntualizó el experto.

Un elemento que añade Luis Trejos es el hecho de que haber mantenido las siglas también es reflejo del amplio desconocimiento que las Farc tienen del quehacer político del país.

“Es innegable que ellos están haciendo tránsito a un mundo que desconocen totalmente que es el de la política legal; esa política legal se define en Colombia en escenarios urbanos y no rurales. No se trata solo del tránsito de la política ilegal a la legal, sino del tránsito del mundo rural al mundo urbano, lo cual les va a implicar algunos tropiezos y todo un proceso de adaptación”, señaló Trejos.

Con todo esto, el nuevo partido político de las Farc surgido de la desmovilización se juega su futuro político, y se enfrenta a unas elecciones congresionales y presidenciales que se desarrollarán en menos de un año.

Fuente: https://www.elheraldo.co/politica/la-encrucijada-de-las-farc-por-el-nombre-de-su-partido-politico-398857
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6023
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

En Colombie, l’ex-guérilla des FARC lance son parti

Message : #8400 Darloup
04 sept. 2017, 02:34

Le congrès de l’ancienne guérilla des Forces armées révolutionnaires de Colombie a décidé du nom de son parti : Force alternative révolutionnaire commune (FARC).

L’ex-guérilla des Forces armées révolutionnaires de Colombie (FARC), qui a signé la paix après plus d’un demi-siècle de conflit armé en Colombie, s’est donné jeudi 31 août un nouveau nom, symbolisant sa reconversion en parti politique légal, sans abandonner son acronyme, ni son identité révolutionnaire.

« Notre congrès a décidé à la majorité que le nom du #NuevoPartido [Nouveau Parti] est : Force alternative révolutionnaire commune [FARC] », a écrit sur Twitter le chef de l’ancienne rébellion marxiste, Rodrigo Londoño, alias « Timochenko ».

Ce nom a été choisi pendant le congrès de l’ex-guérilla, qui se tient depuis dimanche à Bogota. Ses traductions officielles dans d’autres langues seront annoncées vendredi, a précisé le service de presse des FARC.

Quelque 1 200 délégués, venus des anciens fiefs de la rébellion et des zones où les ex-guérilleros préparent leur réintégration à la vie civile, devaient définir cette semaine le nom, les statuts et les candidats de ce parti aux élections de 2018.

Rodrigo Londoño a ajouté que la décision de conserver l’acronyme FARC, mais en lui donnant une nouvelle signification, avait été votée par 628 délégués, 264 lui préférant celui de Nueva Colombia (Nouvelle Colombie).

« Conserver les bastions »

Le débat sur le nom était l’un des plus attendus du congrès, l’acronyme FARC étant synonyme de massacres et d’enlèvements pour nombre de Colombiens, qui ont à 80 % une image négative de l’ex-guérilla, selon les derniers sondages.

Peu avant, Ivan Marquez, négociateur de la guérilla aux pourparlers de paix qui ont débouché sur un accord historique signé en novembre, avait proposé « Force alternative révolutionnaire de Colombie » et insisté dimanche sur le fait que les FARC devenaient « un parti révolutionnaire ».

Mais dans une consultation lancée sur Twitter par Rodrigo Londoño, c’était « Nueva Colombia » qui l’avait emporté avec 36 % des 10 387 votes.

« Ils gardent le même sigle parce qu’ils veulent conserver leurs bastions paysans », a déclaré le sociologue et anthropologue Fabian Sanabria, en avertissant toutefois que « c’est consternant » car « les gens attendaient autre chose, (…) cela ne va pas les rapprocher des classes moyennes, ni de la population urbaine ».

Image
Le logo du nouveau parti politique créé par les anciens guérilleros des FARC.


Les ex-guérilleros ont aussi présenté leur nouvel emblème, visiblement inspiré d’autres mouvements socialistes, avec une rose rouge ornée d’une étoile en son centre, les lettres FARC inscrites en vert.

Des FARC à « la » FARC

Issue en 1964 d’une insurrection paysanne, la guérilla des FARC arborait jusque-là un blason représentant deux fusils entrecroisés avec un livre sur fond de drapeau colombien jaune, bleu et rouge.

Ce nouveau parti de gauche, qui devient donc « la » et non plus « les » FARC, sera lancé publiquement vendredi sur la place Bolivar, avec un grand concert gratuit dans ce haut lieu de la politique colombienne, au cœur de Bogota, puisque s’y trouvent le Parlement et, à deux pas, le palais présidentiel Casa de Nariño.

L’ex-guérilla a assuré qu’elle maintiendrait sa ligne politique en passant à la légalité, bien que cette semaine ses chefs n’aient pas prononcé, en public, les mots « marxiste » ou « communiste », ni même « socialiste ».

La FARC doit aussi annoncer vendredi la composition de son équipe dirigeante, ainsi que ses candidats au Parlement, où l’accord de paix lui garantit cinq sièges dans chaque chambre ; une représentation que l’ancienne rébellion espère amplifier lors des élections de 2018.

Au fil des décennies, le conflit colombien a impliqué les forces de l’ordre, des paramilitaires d’extrême droite et d’autres guérillas, dont l’Armée de libération nationale (ELN), dernière rébellion active en pourparlers de paix depuis février. Cette guerre fratricide a fait plus de 260 000 morts, plus de 60 000 disparus et plus de 7 millions de déplacés.

L’un des ex-commandants guérilleros avait déclaré lundi que le futur parti chercherait à intégrer « une grande coalition » pour former un « gouvernement de transition », afin de défendre l’accord de paix signé en novembre avec le président Juan Manuel Santos.

« Le thème central du congrès, avait-il affirmé, porte sur un gouvernement de transition pour la réconciliation et la paix. »

Source : http://www.lemonde.fr/ameriques/article/2017/09/01/l-ex-guerilla-des-farc-lance-son-parti_5179320_3222.html
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6023
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Gobierno y Eln acuerdan cese de fuego y hostilidades por 102 días

Message : #8404 Darloup
06 sept. 2017, 03:22

Image
Juan Camilo Restrepo, negociador del Gobierno, María Fernanda Espinoza, canciller ecuatoriana y Pablo Beltrán, negociador del Eln.


Según dijo el presidente Juan Manuel Santos en alocución, el acuerdo entrará a regir desde el próximo primero de octubre y, en principio, irá hasta el 12 de enero de 2018.

El Gobierno Nacional y la guerrilla del ELN lograron este lunes un acuerdo para el cese bilateral al fuego y a las hostilidades en vísperas de la visita del papa Francisco al país del próximo 6 al 10 de septiembre.

“Hoy vamos a firmar en Quito un acuerdo para declarar un cese al fuego y de hostilidades bilateral con el Eln”, confirmó a través de Twitter la Presidencia de la República.

La suspensión de las hostilidades entrará a regir desde el próximo 1o. de octubre, tendrá una vigencia inicial de 102 días, es decir irá hasta el 12 de enero del próximo año y se “irá renovando en la medida en que se cumpla y se avance en las negociaciones sobre los demás puntos”.

“Hoy, 4 de septiembre, exactamente 5 años después de que anunciamos el acuerdo con las Farc que nos condujo a la paz con esa organización guerrillera, vamos a firmar en Quito, después de intensas negociaciones que terminaron esta madrugada, un acuerdo para declarar un cese al fuego y de hostilidades bilateral con el Eln”, informó el presidente Santos.

Por su parte, el grupo guerrillero manifestó en otro trino “¡Sí se pudo! Agradecemos a todas y todos quienes apoyaron decididamente los esfuerzos para alcanzar este #CeseAlFuegoBilateral”.

“De nuestra parte estamos en disposición de contribuir de manera activa a este cese y a suspender temporalmente distintas acciones propias de la guerra de guerrillas”, aseguró el grupo alzado en armas por medio de un comunicado el pasado 31 de agosto.

Lo pendiente

El papa Francisco cumplirá una visita de cinco días al país en la que promoverá la reconciliación, tras respaldar el acuerdo que permitió el desarme de 7.000 combatientes y la transformación en partido político de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc).

Surgido al igual que las Farc en 1964, el Eln creció bajo el influjo de la Revolución cubana y la Teología de la Liberación, una corriente de la Iglesia católica que defendía la lucha a favor de los más pobres.

El acuerdo alcanzado este lunes cierra el tercer ciclo de conversaciones entre el Gobierno y la agrupación alzada en armas, que en los noventa estuvo comandada por el cura español Manuel Pérez.

Durante los últimos días, las delegaciones venían avanzando en el tema del alto al fuego, pero dos ataques atribuidos al Eln -uno contra un oleoducto y otro contra una patrulla fluvial que dejó tres militares heridos y uno muerto- pusieron los diálogos en vilo.

Ahora “las partes tienen que acordar los mecanismos de supervisión y de acompañamiento, así como las medidas puntuales de eso que se conocería como la disminución de la intensidad del conflicto”, expresó el politólogo Víctor De Currea-Lugo.

Sin embargo, otros observadores creen que el alto al fuego con el Eln podría ser más frágil del que en su momento rigió con las Farc.

“La falta de cohesión en el Eln es una diferencia grande con las Farc (...) El problema es garantizar el cumplimiento del cese al fuego en una organización que no se va a concentrar, sin verificación y sin cohesión interna", señaló Camilo Echandía, analista del conflicto y profesor de la Universidad Externado de Colombia.

Iglesia católica y ONU

Según lo acordado, se establecerá un mecanismo integrado por el Gobierno Nacional, el Eln, la ONU y la Iglesia católica con el fin de hacer una veeduría al cumplimiento del cese: “Funcionará con el doble propósito de prevenir e informar cualquier incidente”. Según Juan Camilo Restrepo, representante del Gobierno y jefe del equipo negociador, los funcionarios de la ONU que han ido concluyendo sus funciones dentro del acuerdo con las Farc, participarán de esta veeduría, mientras la Iglesia hará un proceso de acompañamiento. El acuerdo logrado, incluye también la extensión del ciclo de negociaciones para establecer aspectos logísticos propios del cese, y se determina que el cuarto ciclo de negociación iniciará el próximo lunes 23 de octubre.

Fuente: https://www.elheraldo.co/politica/gobierno-y-eln-acuerdan-cese-de-fuego-y-hostilidades-por-102-dias-399239
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6023
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Primer cese al fuego con el ELN en 53 años

Message : #8454 Darloup
01 oct. 2017, 21:34

Image
El mindefensa, Luis Carlos Villegas, y el jefe negociador, Juan Camilo Restrepo, en la rueda de prensa.


Por Tomás Betín

Después de medio siglo de lucha armada comienza inédita tregua bilateral de la última guerrilla de Colombia, la cual irá hasta el 9 de enero del próximo año.

En la víspera del inicio del primer cese bilateral al fuego con el Eln en sus 53 años de historia, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, precisó ayer que el Gobierno le planteó a la guerrilla estudiar la liberación de los secuestrados mientras dure la tregua, que irá desde hoy, 1 de octubre, hasta el 9 de enero de 2018.

Según cálculos de la propia fuerza pública, el grupo subversivo tendría en su poder unas 14 personas plagiadas.

En rueda de prensa este sábado, el jefe de la cartera de seguridad reiteró, además, que entre lo pactado se destaca el compromiso de no secuestrar más colombianos ni extranjeros, no perpetrar saboteos ni atentados a la infraestructura petrolera o eléctrica, no sembrar minas antipersona y suspender el reclutamiento de menores de edad para las filas elenas.

Así mismo, anunció Villegas la expedición de un decreto con instrucciones sobre el cese dirigido a las Fuerzas Armadas.

Navidad en paz

En la misma conferencia de prensa, el jefe del equipo negociador con el grupo rebelde en la mesa de Quito, Juan Camilo Restrepo, manifestó: “el alto al fuego es un hecho muy significativo, porque por primera vez, en más de 50 años de conflicto, se firma el primer acuerdo tendiente a la paz con este grupo”.

Agregó el ex ministro de Agricultura que este será “un programa de cese que si se cumple de buena fe, va a asegurar una Navidad y Año Nuevo en calma”.

La verificación del cese estará a cargo de un mecanismo conformado por la ONU, el Gobierno, la guerrilla y la Iglesia Católica, que informará mensualmente del resultado. La ONU desplegará observadores en los 33 municipios con mayor presencia del Eln, mientras la Iglesia acompañará al mecanismo desde 20 diócesis.

La mesa de Quito

El cese se constituye en el mayor avance alcanzado por las partes en la mesa de Quito, instalada desde febrero pasado, y el presidente Juan Manuel Santos, al anunciar el viernes la suscripción del decreto que obliga a las Fuerzas Armadas a suspender sus acciones contra los rebeldes, manifestó sobre el particular: “Ojalá pueda ser renovado y sea el primer paso para lograr la paz con este grupo guerrillero”.

Entre tanto, el jefe máximo del Eln, Nicolás Rodríguez, alias Gabino, hizo lo propio de su parte e impartió la orden a sus tropas de “cesar todo tipo de actividades ofensivas para cumplir cabalmente con el cese bilateral del fuego”.

No obstante, la tregua viene precedida de una semana de duros ataques contra la infraestructura petrolera y la fuerza pública, atribuida por las autoridades al Eln, con saldo de un militar muerto y tres atentados contra un oleoducto que causaron derrames de crudo en varios ríos de los departamentos de Norte de Santander y Arauca.

La historia del ELN

El Gobierno espera alcanzar con el Eln “la paz completa” para extinguir el último conflicto armado del continente, después haber sellado en noviembre el pacto con las Farc que permitió el desarme de unos 7.000 combatientes.

La guerrilla elena, que cuenta con unos 1.500 hombres actualmente, ha sostenido diálogos preliminares de paz con todos los presidentes que han gobernado Colombia desde 1990, pero la de Quito es su primera negociación formal.

El Eln nació como una guerrilla de estudiantes pro Revolución Cubana, a la que se fueron sumando curas que creían en la lucha contra la injusticia y la explotación. Su ideología siempre fue el marxismo-leninismo y profesan su admiración al Che Guevara. Han usado como medios de lucha el narcotráfico, el secuestro, el terrorismo y la destrucción de infraestructura energética, como reclamo a la que llaman fuga de recursos nacionales hacia el extranjero.

Fidel Castro

Fidel Castro becó en 1962 a 60 estudiantes colombianos de la Juventud Comunista, Juco; el Movimiento Obrero Estudiantil Campesino, Moec y el Movimiento Revolucionario Liberal, MRL. De esos 60, 11 formaron en la isla la ‘Brigada Pro Liberación José Antonio Galán’ y de los 11 quedaron siete, entre ellos su líder, Fabio Vázquez Castaño, además de Víctor Medina Morón, Ricardo Lara Parada, Heriberto Espitia, Luis Rovira, José Merchán y Mario Hernández.

Al regresar a Colombia comienzan a escoger zonas en las cuales se pueda implantar la nueva organización, el Eln, que erige como símbolo la bandera roja y negra, y que toma como base de operaciones el Valle del Magdalena Medio.

Así, el Eln nace el 4 de julio de 1964 en la zona rural de la vereda La Fortuna, cerca al cerro Los Andes, en el municipio de San Vicente de Chucurí, Santander. Al principio, solo tenía 16 hombres, entre los que se contaban varios ex compañeros de Rangel: José Ayala, Pedro Gordillo, Hernán Moreno, Domingo Leal, Luis José Solano Sepúlveda y Nicolás Rodríguez, alias Gabino, quien tenía 14 años.

De Vásquez a Gabino

Tras uno de los golpes más duros que sufrió a manos del Ejército, en 1973, en la Operación Anorí, en Antioquia, quedando el Eln prácticamente desarticulado, Fabio Vásquez se refugió en Cuba y fue destituido. Entonces, hasta 1998, el comando del Eln lo asumió Manuel Pérez, quien a finales de los noventa murió en las selvas por hepatitis C. El cura Pérez dirigió a los elenos con una orientación más humanista y menos militarista.

Actualmente, el Comando Central, Coce, está integrado por cinco comandantes: alias Gabino, Pablo Beltrán, Ramiro Vargas, Antonio García y Pablito. Los principales mandos decidieron refugiarse fuera del país para evitar golpes como los que sufrieron los jefes de las Farc.

‘Cese papal’

El ELN y los curas

Desde el pasado 4 de septiembre, en la víspera de la visita del papa Francisco a Colombia, y a manera de bienvenida por el apoyo que el pontífice le ha dado a la paz en el país, el Eln y el Gobierno anunciaron el cese que hoy comienza. No fue gratuita tal decisión pues, como es bien sabido, los religiosos han hecho parte de sus filas desde los años sesenta. Varios sacerdotes, incluso españoles, se unieron a la guerrilla: Camilo Torres, Aurentino Rueda, Domingo Laín, José Antonio Jiménez, Diego Cristóbal Uribe, Bernardo López Arroyave y Manuel Pérez. Torres fue quien desde el principio, tras su muerte en combate con el Ejército en 1966, se convirtió en el ícono primero de ese grupo subversivo e incluso le atribuyeron la autoría de la ‘Teología de la Liberación’. Dicha corriente teológica cristiana defiende, entre otros temas, la opción preferencial por los pobres y la liberación como toma de conciencia ante la realidad socioeconómica latinoamericana.

Fuente: https://www.elheraldo.co/colombia/primer-cese-al-fuego-con-el-eln-en-53-anos-407809
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6023
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

Que no den más vueltas

Message : #8453 Darloup
01 oct. 2017, 22:27

El Gobierno inició a medianoche la anunciada tregua con el Eln, guerrilla de origen y fundamentos ideológicos tan distintos a las Farc que las conversaciones para alcanzar un acuerdo definitivo se presentan mucho más difíciles de las que se llevaron a cabo en La Habana.

“El Eln tiene que dejar de secuestrar, de reclutar menores, de sembrar minas, de atacar nuestra infraestructura. Y, por supuesto, debe cesar toda acción ofensiva contra nuestras Fuerzas Armadas y de Policía”, dijo el presidente Santos al anunciarle al país los compromisos que por lo visto ha adquirido esa organización.

Si todo lo anterior se llega a cumplir, los diálogos con el Eln en Ecuador podrán seguir adelante hasta llegar a una salida negociada al conflicto con ese grupo guerrillero que tantos estragos ha causado en diversas regiones de Colombia, en particular el Catatumbo.

El compromiso firmado en Quito contempla un cese de hostilidades temporal hasta el 9 de enero de 2018, lo que significará, entre otras cosas, que una de las temporadas más preciadas para los colombianos, la de Navidad y Año Nuevo, por primera vez en seis décadas estará libre de la amenaza de las Farc y el Eln.

Al respecto, el máximo líder ‘eleno’, Nicolás Rodríguez Bautista, alias Gabino, pidió a sus frentes y milicias “reafirmar el compromiso de cumplir de manera estricta la palabra empeñada”.

Conocido por su carácter implacable e intransigente, no es un detalle menor que el jefe guerrillero se haya dirigido a sus tropas con un mensaje en el que apeló a “la lealtad para cumplir este compromiso hasta las últimas consecuencias”.

De acuerdo con expertos, el Eln se hizo con el control de varias de las zonas en las que ya no operan las Farc, y ahora maneja extensos corredores dedicados a la producción y la salida de droga hacia el exterior.

Antes y ahora su centro de poder es el Catatumbo. Para esta región en particular, la tregua bilateral y temporal representa un alivio con respecto a la ola de ataques previos a la firma.

Ahora bien, el país no tiene nada que agradecer al Eln por su voluntad para alcanzar la paz. Lo que la inmensa mayoría de los colombianos espera es que esta organización, y las desmovilizadas Farc, desaparezcan como tales sin más vueltas y abracen con honestidad una democracia que les está tendiendo generosamente la mano. Para empezar, que ambas cumplan a rajatabla los compromisos que adquieran con el Estado.

Fuente: https://www.elheraldo.co/editoriales/que-no-den-mas-vueltas-407833
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!

Avatar du membre
Darloup
Administrateur/Administrador
Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú

Grand Maitre Gourou/Gran Maestro Gurú
Messages : 6023
Enregistré le : 20 sept. 2008, 01:39
Prénom : Henry
Sexe : Masculin
Emplacement : Barranquilla (Colombie)
Contact :

¿Estado fallido?

Message : #8490 Darloup
31 oct. 2017, 06:55

Por Rudolf Hommes

Francisco de Roux sostiene que el principal problema de Colombia, terminada la guerra, es ser el mayor productor de coca para el narcotráfico del mundo, y propone que se emprenda inmediatamente un ‘Plan Marshal’ en las regiones en las que predomina el cultivo de coca, para desarrollar integralmente los territorios, lo que tendría un efecto transformador de la economía rural y del país (El Tiempo, 27.10.17).

Su análisis coincide con el de otras entidades especialistas que manifiestan que no es coherente tratar al mismo tiempo de erradicar y de sustituir cultivos ilícitos a la carrera para cubrir metas de erradicación excesivamente ambiciosas. Entidades como la Fundación Ideas para la Paz dicen que la agenda antinarcóticos entra en conflicto con la oportunidad de llevar a cabo un programa de desarrollo integral de los territorios afectados.

También sostienen que el Gobierno puede quedarse muy corto en la implementación de su plan de erradicación y sustitución creando un serio problema de credibilidad y frustración de expectativas de la comunidad campesina. Un documento preparado por Ideas para la Paz (FIP) para funcionarios de Estados Unidos cubre estos aspectos del problema y destaca que los recursos destinados para el programa de sustitución voluntaria no alcanzan sino para sustituir 10 mil hectáreas de coca.

A De Roux le preocupa el problema humano, la desatención a las familias que se han inscrito para colaborar con el programa de sustitución, y que la tecnocracia económica oficial no le pone atención al ser humano, al sufrimiento de las comunidades, o al peligro que corren. Se espera que el segundo informe que prepara la FIP sobre el avance de la sustitución de cultivos ilícitos, próximo a aparecer, sustente las conclusiones y recomendaciones del documento preparado para las autoridades norteamericanas. Este propone ir más despacio en erradicación, darle mayor prioridad a la protección de las comunidades que a la erradicación, para que no vuelva a ocurrir lo que pasó en Tumaco; tomar ventaja del acuerdo de paz para establecer firmemente el control del Estado en el territorio, y avanzar más rápidamente en la reforma rural para repartir tierra y que los campesinos no tengan que absorber los costos de la sustitución.

Se ha firmado la paz, se entregaron las armas, se sometieron las Farc, y el problema de control regional subsiste, siguen los asesinatos de líderes comunales, y se está agravando a tal punto la situación que miembros de la cúpula de las Farc pueden estar percibiendo un mejor futuro como desertores que como reinsertados. La firma del acuerdo de paz cambió la percepción de que en Colombia el Estado es fallido, pero la situación descrita por estos expertos que pinta un Estado desfinanciado, descoordinado y poco coherente, va a hacerla revivir. Todo lo anterior es suficientemente grave para ameritar una reflexión profunda, un cambio de políticas o por lo menos de prioridades, y para construir un Estado que pueda cumplir. Un nuevo presidente obsesionado con esto último, un plan sólido y ampliamente financiado, y un equipo humano estelar obstinado en su ejecución y capaz de llevarla a cabo son los elementos que se necesitan.

Fuente: https://www.elheraldo.co/columnas-de-opinion/estado-fallido-416851
¡El riesgo es que te quieras quedar!
¡Lo sé, porque me quedé!


Retourner vers « Discussions générales/Discusiones generales »

Qui est en ligne

Utilisateurs parcourant ce forum : Aucun utilisateur enregistré et 1 invité